El Ayuntamiento niega situaciones de riesgo por sobrecarga de trabajo en la Policía Local

Está a la espera de poder llevar a efecto la oferta de plazas para este año y reconoce que ha recibido quejas de los sindicatos por falta de personal.

Ante las acusaciones del sindicato mayoritario de la Policía Local de Zamora, el concejal responsable de personal ha emitido una nota de prensa ante la alarma social que puede provocar la  denuncia sobre la falta de personal para garantizar la seguridad de los ciudadanos. Este es el primer extremo que niega el Ayuntamiento de Zamora, ya que en ningún momento ha sido informado por los funcionarios responsables del Servicio de Policía Municipal ni por el concejal de Seguridad Ciudadana de la situación de falta de seguridad para la ciudadanía ni por la escasez falta de efectivos, ni por ninguna otra causa.

 

Sí reconoce las reclamaciones sindicales y por parte de algunos empleados públicos de la Policía Municipal por la necesidad de más efectivos para no soportar una carga de trabajo que consideran excesiva, aunque en ningún momento se ha transmitido una situación de riesgo o de alarma. Ante esto, aclara que que el número de miembros de la Policía no se ha reducido en la  Relación de Puestos de Trabajo y que se están cubriendo las plazas vacantes de acuerdo con la ley, siguiendo los procedimientos habituales.

 

La concejalía de personal describe la situación de la cobertura de vacantes. En la Oferta de Empleo Público (OEP) del año 2015, había 6 plazas vacantes de policía (5 por pase a segunda actividad). Se pidió la autorización a Hacienda para cubrir el 100% de policías, 6 plazas, y llegó la autorización el día 28 de diciembre con lo cual no se podían cumplir los requisitos de hacerla efectiva ese año. Por ello en el año 2016 se aprueba el 50%, o sea, 3 plazas de policía para oferta de empleo libre,  a las que se añaden 3 plazas para cubrir por concurso abierto. Por promoción interna se cubrirán las vacantes de Oficial de Policía y Mayor.

 

No obstante, la oferta ha sido aprobada y publicada en el BOP en el mes de agosto, aunque aún no se ha llevado a efecto. Se ha prometido acelerar por parte de la concejalía en la medida de lo posible los procesos de selección y promoción del personal.

 

La concejaía reconoce que sí está pendiente una reunión solicitada por la Junta de Personal para tratar asuntos sobre condiciones de trabajo, pero sin que se se haya informado de una situación de alarma y falta de seguridad. Y que asume los problemas que supone la prohibición de aumentar la plantilla, la elevada media de edad de los policías, y las dificultades para acceder a la conciliación laboral y familiar. Algo que estamos intentando solucionar.

  •