El Ayuntamiento tiene que volver a licitar la obra del Banco de España tras más de un año sin avances

Las obras se iniciaron en agosto de 2016 y tenían que haber estado terminadas en siete meses, pero los problemas y retrasos han sido constantes. Ahora se rompe el contrato, pero la obra suma otro año más pendiente: se han pagado casi tres años de alquiler sin poder usarlo.

LA REFORMA

 

El edificio tiene una superficie construida de 3.429 metros cuadrados, y se asienta sobre una parcela cerrada de 5.304 metros, situada en la plaza de Cristo Rey. El proyecto contempla la entrada separada para las dependencias del Archivo y de la Policía Municipal. En la planta sótano se conservarán las dos cámaras acorazadas, que albergarán fondos del Archivo, y se habilitarán los vestuarios, el armero y otros espacios de estancia para la Policía Municipal. La planta bajaalbergará las dependencias administrativas de la Policía Municipal y se habilitará un espacio para garaje en la zona de carga del edificio.

La Junta de Gobierno Local ha acordado este martes incoar el procedimiento para la resolución del contrato de obras para convertir el antiguo edificio del Banco de España en las nuevas dependencias de la Policía Municipal y Archivo Municipal, suscrito con la UTE Urvios-Proforma, por el incumplimiento de las obligaciones contractuales esenciales, como son los plazos de ejecución de la obra, el abandono de la misma, y el incumplimiento de la obligación de formalizar el contrato modificado, así como el de constituir la garantía obligatoria complementaria.

 

La resolución del contrato conllevará además la incautación de las garantías definitivas depositadas por el contratista, según informó el portavoz del equipo de Gobierno, Miguel Angel Viñas. En su caso y a la vista de las alegaciones que pueda presentar la empresa, el expediente se remita a dictamen del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León. El plazo máximo para la resolución del expediente es de tres meses, sin contar el periodo de resolución del TARCYL, por lo que el Ayuntamiento está trabajando en la redacción del nuevo proyecto que incluya la parte de la obra que queda por realizar, con el fin de proceder a una nueva contratación un vez que concluya la resolución del contrato actual.

 

 

UNA LARGA HISTORIA DE FRACASOS

 

El Ayuntamiento y la adjudicataria firmaron el acta de replanteo en agosto de 2016 para una obra con un plazo de siete meses, que tenía que haber estado terminada el pasado enero-febrero. El traslado se proyectó a finales de la pasada legislatura y el contrato de alquiler se firmó en mayo de 2014, con vigencia desde el primer día de 2015. El Ayuntamiento paga el alquiler del edificio desde el 1 de enero de 2015, así que han pasado dos años, está pagando y no puede usar el edificio todavía. Ha pagado unos 180.000 euros por los dos primeros años.

 

En marzo de 2016, el equipo de Gobierno, ya con IU/PSOE al frente, aprobó el pliego de condiciones para la contratación de las obras de adecuación y modernización de las instalaciones del edificio del antiguo Banco de España para dependencias de la Policía Municipal y el Archivo. La obra  ha acumulado retrasos desde el primer día.

 

 

SANCIONES A LA CONSTRUCTORA

 

En paralelo se impusieron varias sanciones a la empresa por no estar trabajando en otras partes de la obra que no afectan al modificado de obraya se tuvo que sancionar a la empresa por los retrasos y por un problema con la presunta presencia de amianto en la cubierta del edificio. Fue en octubre de 2016, pocos meses después del inicio de la obra, cuando se paralizaron los trabajos por este motivo. Tras descartarse que hubiese amianto en las placas del tejado, el Ayuntamiento advirtió de sanciones y de que exigiría acabar la obra en tiempo y forma, cosa que no ha ocurrido. Los retrasos superan ya el parón de cerca de dos meses de la obra.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: