El Ayuntamiento ya ha paralizado el contrato de la ORA y analiza las consecuencias

Francisco Guarido, alcalde de Zamora.

El alcalde decreta la paralización del proceso de contratación, una vez se ha resuelto su nulidad. Se reunirá con la mesa del Diálogo Social para analizar las consecuencias, entre otras, en las plantilla. Además, descuadra el presupuesto de 2017 e impide cumplir la sentencia de licitar el contrato.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ya ha decretado la paralización del proceso de licitación del contrato de la ORA, Aparcamiento Subterráneos y Grúa Municipal, tras la resolución del Tribunal de Recursos Administrativas y Contractuales de Castilla y León a raíz del recurso presentado por el Grupo Popular, y que a partir del próximo jueves convocará Mesa del Diálogo Social para informales sobre las posibles consecuencias de esta resolución. Entre ellas, los efectos que tenga para la plantilla de todos estos servicios, que debería estar asegurada con la subrrogación de los contratos a la nueva empresa concesionaria.

 

Guarido ha manifestado que convocará igualmente a la Junta de Portavoces con el objeto de que los distintos grupos aporten propuestas y sugerencias para buscar una solución a la situación que se ha generado con un recurso que, en su opinión "va en contra de la ciudad, en contra de los servicios municipales y en contra de los trabajadores".

 

La primera de las consecuencias ha sido la paralización del procedimiento de contratación, que debería estar concluido en marzo del próximo año por la sentencia judicial relativa a los aparcamientos subterráneos, y la modificación del proyecto de presupuestos para el próximo año debido a la reducción de unos 200.000 euros en la previsión de ingresos y el incremento de unos 130.000 euros en los gastos por el servicio de Grúa.