El Banco de España podrá ser sede de la Policía Local antes de que acabe el año

Antiguo edificio del Banco de España en Zamora. Foto: F. Oliva

La obra para convertir el edificio del Banco de España en cuartel de la Policía Local podrá empezar en un par de meses y debería estar terminada antes de acabar el año.

La Junta de Gobierno ha aprobado este martes el pliego de condiciones para la contratación de las obras de adecuación y modernización de las instalaciones del edificio del antiguo Banco de España para dependencias de la Policía Municipal y el Archivo, con un presupuesto de 883.519,33 euros. El plazo para la presentación de ofertas será de 26 días desde la publicación de la convocatoria en el B.O.P, y el periodo de ejecución de las obras será de 6 meses una vez se firme el contrato.

 

Se trata de uno de los últimos pasos para conseguir que el edificio donde antiguamente estaba el Banco de España se convierta en la nueva sede de la Policía Local, y que se ha demorado bastante. El pasado noviembre el equipo de Gobierno ya anunció que invertiría casi 900.000 euros en el acondicionamiento del edificio como cuartel y archivo.

 

Si ahora se cumplen los plazos de adjudicación y de obra, la sede estará lista a finales de 2016 y habrán pasado dos años desde que el Ayuntamiento de Zamora empezó a pagar el alquiler y hasta que ha podido utilizar la sede. Eso suponen 180.000 euros pese a que el contrato entre Segipsa y el Ayuntamiento para el alquiler del Banco de España se firma en mayo de 2014.

 

El edificio tiene una superficie construida de 3.429 metros cuadrados, y se asienta sobre una parcela cerrada de 5.304 metros, situada en la plaza de Cristo Rey. El proyecto contempla la entrada separada para las dependencias del Archivo y de la Policía Municipal. En la planta sótano se conservarán las dos cámaras acorazadas, que albergarán fondos del Archivo, y se habilitarán los vestuarios, el armero y otros espacios de estancia para la Policía Municipal. La planta bajaalbergará las dependencias administrativas de la Policía Municipal y se habilitará un espacio para garaje en la zona de carga del edificio.

 

La planta primera es la que requiere una mayor transformación para albergar las salas del archivo, una sala de juntas y el resto de dependencias de la Policía Municipal. Y el edificio de la entrada compartirá el servicio de información y control de acceso con la oficina de objetos perdidos y una pequeña sala de jardinería. El proyecto contempla también una nueva instalación eléctrica de bajo consumo y la conexión por fibra óptica con el resto de dependencias municipales y cámaras de seguridad y vigilancia