El Barça Lassa, victoria y liderato ante el Real Madrid en el Palau

Los blaugranas se ponen con una victoria más que los blancos tras esta victoria y lideran en solitario ahora la Liga Endesa, con un balance de 9-1.

El Barça Lassa ha ganado este domingo al Real Madrid (86-69) en el Clásico del Palau Blaugrana, correspondiente a la décima jornada de la Liga Endesa, en un partido en el que los blancos estuvieron desacertados y lo pagaron ante unos blaugranas que fueron de menos a más liderados por Kyle Kuric y su letal tiro exterior.

 

Los blaugranas se ponen con una victoria más que los blancos tras esta victoria y lideran en solitario ahora la Liga Endesa, con un balance de 9-1. El último parcial, de 23-10, acabó por dilucidar un triunfo blaugrana que ya parecía estar encarrilado pese a que, hasta ese momento, el marcador estuviera muy igualado.

 

Hubo parciales claros a favor del Barça Lassa, dos de 13-0, pero también tuvo esa racha anotadora el Real Madrid con un parcial de 4-16 a caballo del primer y segundo cuarto. Una mayor continuidad en el juego y en el acierto del Barça, junto a un buen cierre del rebote defensivo, acabó por decantar la balanza hacia el lado catalán, que con el apoyo de su público celebró el triunfo durante los últimos minutos.

 

El partido, que tuvo también cierta 'calentura' al descanso y al final con diálogos subidos de tono entre Campazzo y Svetislav Pesic y Ante Tomic, se decidió en parte por los 16 puntos de Kyle Kuric, con un 4/7 en triples, y por el buen partido de un Chris Singleton que se fue a los 12 puntos y 8 rebotes. Por parte blanca, el mejor fue Walter Tavares --8 puntos, 7 rebotes y 2 tapones--.

 

De todos modos, el gigante del Madrid estuvo bien defendido por Ante Tomic y por Kevin Seraphin, que se turnaron a la perfección para frenarle a él y a un Gustavo Ayón que, quizá todavía renqueante, no pudo brillar a su máximo nivel. Tampoco aportó lo esperado un Campazzo con más protagonismo por la ausencia por lesión de Llull, pese a una jugada mágica con túnel y pase por la espalda, mientras que Thomas Heurtel y Kevin Pangos movieron mejor a los suyos.

 

Y eso que Pablo Laso intentó frenar a los bases blaugranas situando a Jeff Taylor a defender la posición de '1'. Llegó incluso a jugar, cuando Campazzo tuvo descanso, con Taylor junto a Rudy y Prepelic en pista, momentos que el Barça se mostró algo perdido. No obstante, las correcciones de Pesic llegaron a tiempo y el Barça, con cuentagotas, fue ampliando su ventaja hasta matar el Clásico en un último parcial para el recuerdo de los blaugranas.

 

Se retiró posiblemente lesionado, a falta de 2:30 para el final del duelo, el base canadiense Kevin Pangos. A falta de parte médico, para saber si hay o no lesión y su posible alcance, este pudo ser la única nota negativa para un Barça Lassa que sigue en estado de gracia, superando los malos momentos dentro de un partido y que no dio opción a un Real Madrid abatido y falto de liderazgo en pista.

 

El fallecimiento del padre de Juan Carlos Navarro hizo que la 'Bomba' no pudiera recibir el homenaje del club y del Palau Blaugrana, y el acto de retirada de su camiseta será más adelante. Pero sus excompañeros le dedicaron este triunfo que sitúa a los blaugranas líderes en solitario y que sigue dando confianza a un proyecto que, de momento, parece ser más sólido que en los dos años anteriores.

 

FICHA TÉCNICA

BARÇA LASSA: Pangos (7), Kuric (16), Claver (6), Singleton (12), Tomic (7) --cinco inicial--; Seraphin (6), Ribas (-), Hanga (12), Blazic (-), Heurtel (11), Oriola (9).
REAL MADRID: Campazzo (10), Carroll (12), Deck (1), Randolph (8), Tavares (8) --cinco inicial--; Causeur (2), Fernández (2), Reyes (4), Ayón (9), Prepelic (3), Taylor (10).
PARCIALES: 20-19, 19-17, 24-23 y 23-10.
ÁRBITROS: Hierrezuelo, Manuel y Sánchez Sixto. Sin eliminados.
PABELLÓN: Palau Blaugrana, 7.159 espectadores.