El blanco reina sobre el negro en una alfombra roja de los Oscar con mucho color

Ver album

La alfombra roja del Teatro Dolby se ha llenado de estrellas entre las que hemos podido disfrutar del glamour y estilo de las actrices más destacadas de Hollywood.

Mientras Jimmy Kimmel daba los últimos retoques a su guión de esta noche, la red carpet se llenado de los flashes y mucho color. Al contrario de lo que podíamos esperar, el negro no ha sido el protagonista en los looks de ellas.

 

Entre las que han apostado por el color, nos encontramos con la veterana actriz Jane Fonda que ha lucido un espectacular diseño en blanco de Olivier Rousteing, director creativo de Balmain, que lanzó la colección cápsula 44 François Premier a la que pertenece este diseño.

 

 

Allison Janney, nominada a Mejor actriz de reparto por Yo, Tonya, ha posado con un elegante diseño rojo de Reem Acra.

 

 

Su tocaya Allison Williams, famosa por su papel en Girls, ha querido lucir un romántico vestido firmado por Armani Privé.

 

 

En el terreno español, hemos podido ver a Paz Vega con un atrevido diseño de Christopher Bu y a una elegante Garbiñe Muguruza con un vestido negro creado por Hannibal Laguna.

 

 

 

Al igual que Garbiñe, la actriz Leslie Bibb ha lucido un vestido negro obra de J. Mendel.

 

 

El color ha llegado de la mano de Ashley Judd y Salma Hayek que ha apostado ambas por el morado; eso sí, con distintas intensidades y más o menos acierto. Ashely se ha decantado por un Badgley Mischka.

 

 

La protagonista de Frida (2002) ha lucido un diseño de Gucci que no ha dejado a nadie indiferente. 

 

 

El blanco de Jane Fonda se ha repetido en el vestido que ha escogido Laura Dern, protagonista de Big Little Lies, muy elegante y sofisticada.

 

 

También Margot Robbie, nominada a Mejor actriz protagonista por Yo, Tonya, ha apostado por un look total white para esta noche tan importante en su carrera.

 

 

Camila Alves, esposa de Matthew McConaughey, es otra de las estrellas que ha decidido pasar del negro al blanco en los Oscar 2018. Mientras que Eiza Gonzalez no le ha tenido miedo al amarillo con una pieza de Ralph Lauren en este tono.

 

Y de un potente amarillo pasamos a un azul klein que ha llegado a la alfombra roja de la mano de Jennifer Garner. Impresionante, la ex de Ben Affleck ha lucido un diseño de corte griego que ha recibido el aplauso unánime de los allí presentes.

 

 

Por su parte, mucho más futurista hemos podido ver a Jennifer Lawrence con un vestido metalizado de Dior.

 

 

Giambattista Valli ha estado presente en los Oscar gracias a la elección de la actriz y cantante Zendaya.

 

 

Nicole Kidman y Sandra Bullock fueron de las últimas en aparecer con dos diseños de vértigo. La primera lució un original vestido asimétrico en azul klein.

 

 

Mientras que Bullock se decantó por un vestido abombado en tono champagne.

 

 

Gal Gadot confió en Givenchy mientras que Emma Stone sorprendió con un conjunto de chaqueta pantalón con cinturón fucsia.

 

 

Emily Blunt optó por un vestido en color pastel que resaltaba toda su belleza natural y Lupita Nyong'o volvió a triunfar una noche más en los Oscar de la mano de Versace.