El cambiador de ancho está listo en Zamora pero su puesta a punto condiciona la llegada del AVE

Imagen de las obras en el cambiador de ancho de la línea a la salida de la estación de Zamora. Foto: F. Oliva

El cambiador de ancho está casi terminado tras acabar la obra y la instalación de la máquina que permite pasar de 'ancho AVE' a ancho ibérico. De su puesta en marcha dependerá el inicio efectivo del servicio de alta velocidad en Zamora.

La llegada efectiva de la alta velocidad a Zamora da un nuevo paso y, a pesar de los viajes de pruebas en clave electoral, todavía tendrá que esperar para recibir el AVE en todo su esplendor. El nuevo avance es la finalización del cambiador de ancho que se ha instalado cerca de la estación de la capital, ya en dirección Galicia y antes del túnel de la cuesta del Bolón.

 

En las últimas semanas, operarios de Adif habían estado trabajando en las obras del cambiador, una infraestructura vital por el momento. Se trata de la instalación que permite cambiar de ancho los trenes, para pasar del ancho tipo alta velocidad, el que usa el AVE, al ancho ibérico que se sigue usando en la antigua línea férrea hasta Galicia. Los trenes de alta velocidad tendrán que seguir usando esa línea hasta que se termine todo el trayecto entre Zamora y Ourense, así que es imprescindible contar con el cambiador.

 

Tras terminarse las obras para la estructura y los raíles, en los últimos días se ha instalado el mecanismo que permite el cambio. Está en la vía derecha y antes de poder usarlo hay que hacer las preceptivas pruebas por parte de los maquinistas para comprobar su correcto funcionamiento. Mientras no esté totalmente operativo, el servicio tendrá que seguir como hasta ahora, con los Alvia híbridos que alternan los dos anchos de vía y que pueden rodar desde Madrid a Zamora en alta velocidad, de Zamora a Ourense en ancho ibérico y desde allí a Santiago, de nuevo en alta velocidad.

 

Las obras del cambiador se han demorado bastante, ya que estaba previsto tenerlo terminado hace meses. Y su puesta en marcha va a condicionar de manera severa el funcionamiento de los anunciados trenes AVE en la conexión Madrid-Zamora-Galicia. Como ya se ha dicho, hasta que no funcione el cambiador no podrán rodar los AVE 'de verdad', cosa que puede tardar todavía, con lo que se incumpliría el compromiso de que los famosos trenes de 300 km/h lleguen a Zamora antes de final de año.