El cambio climático está relacionado con los grandes cambios en las inundaciones en toda Europa

Inundaciones en Madrid por las tormentas EUROPA PRESS

Un equipo de investigación multinacional, que analizó los datos del ujo de los ríos de miles de ubicaciones durante un período de 50 años, descubrió que las inundaciones se están volviendo cada vez más graves en el noroeste de Europa, incluido el Reino Unido, pero disminuyendo en gravedad en el sur y el este de Europa.

El cambio climático está relacionado con los grandes cambios en las inundaciones en toda Europa y en la severidad de las mismas en algunos países, según ha demostrado en el estudio a mayor escala de este tipo, que se publica en la revista 'Nature'.

 

Un equipo de investigación multinacional, que analizó los datos del ujo de los ríos de miles de ubicaciones durante un período de 50 años, descubrió que las inundaciones se están volviendo cada vez más graves en el noroeste de Europa, incluido el Reino Unido, pero disminuyendo en gravedad en el sur y el este de Europa.

 

El cambio varía desde un aumento del 11 por ciento en los niveles de inundación en el norte de Inglaterra y el sur de Escocia hasta una reducción del 23 por ciento en partes de Rusia, y los investigadores dicen que sus hallazgos proporcionan la evidencia más clara, a escala europea, del vínculo entre cambio climático e inundaciones.

 

El estudio, dirigido por la Universidad Tecnológica de Viena ha involucrado a instituciones de investigación en 24 países europeos, incluido el Centro de Ecología e Hidrología (CEH), la Universidad de Bath y la Universidad de Liverpool, del Reino Unido.

 

El autor principal, el profesor Günter Blöschl, de la Universidad Tecnológica de Viena, explica que ya sabíamos "que el cambio climático está cambiando el ritmo de las inundaciones en un año, pero la pregunta clave era: ¿El cambio climático también controla la magnitud de la inundaciones?. Nuestro estudio encontró de hecho que existen patrones consistentes de cambio de inundación en toda Europa y estos están en línea con los impactos pronosticados del cambio climático, como un contraste entre la creciente severidad de las inundaciones en el norte y la disminución en el sur".

 

Los cientícos han sospechado durante mucho tiempo que el cambio climático inducido por el hombre está teniendo un impacto en la magnitud de las aguas de inundación porque una atmósfera más cálida puede almacenar más agua, aunque este no es el único factor que conduce a los cambios de inundación en un mundo en calentamiento.

 

Sin embargo, hasta ahora, el grado en que el cambio climático afecta la gravedad de las inundaciones en Europa no ha estado claro porque los estudios anteriores han sido a menor escala debido a la falta de acceso a los datos de partes del continente.

 

Pero, gracias a una colaboración europea a gran escala que involucró a casi 50 cientícos de 35 instituciones en 24 países, el nuevo estudio ha podido aprovechar una gran cantidad de datos, con los investigadores analizando registros de 3.738 estaciones de medición de inundaciones en toda Europa desde período 1960 a 2010.

 

Jamie Hannaford, del Centro de Ecología e Hidrología del Reino Unido, que participó en la investigación, destaca que este estudio se suma a un creciente cuerpo de evidencia que muestra que la magnitud de las inundaciones ha aumentado en el Reino Unido en las últimas cinco décadas, particularmente en partes del norte y oeste de Gran Bretaña.

 

"Mostramos que esto es parte de un patrón de cambios de inundaciones en todo el continente que está en línea con lo que podemos esperar en un mundo en calentamiento --añade--. Esto pone de relieve la importancia del control hidrológico a largo plazo y los benecios del intercambio de datos y la colaboración en un Escala europea para comprender mejor los mecanismos detrás de los cambios observados en las inundaciones".

 

DIFERENCIAS REGIONALES

La evaluación de los datos de las estaciones de medición durante el período de 50 años estudiado reveló tendencias en diferentes regiones de Europa.

 

En Europa central y noroccidental, las inundaciones aumentan porque las precipitaciones (lluvia, nieve, aguanieve o granizo) aumentan y los suelos se vuelven más húmedos.

 

En el sur de Europa, en cambio, los niveles de inundación están disminuyendo, ya que el cambio climático provoca una disminución de la precipitación y las temperaturas más altas causan una mayor evaporación del agua en el suelo.

 

Sin embargo, en las zonas mediterráneas, para los ríos pequeños, las inundaciones pueden ser cada vez mayores debido a las tormentas eléctricas más frecuentes y los cambios en la gestión de la tierra, como la deforestación.

 

En Europa del Este, los niveles de inundación también están disminuyendo, lo que se debe a las capas de nieve menos profundas en invierno asociadas con las temperaturas más altas.

 

FUTURAS TENDENCIAS

Si las tendencias en la gravedad cambiante de las inundaciones continúan en el futuro, se pueden esperar grandes aumentos en el riesgo de inundación en muchas regiones de Europa.

 

La factura anual total por daños causados por inundaciones, que actualmente se estima en 100.000 millones de dólares (unos 90.000 millones de euros) en todo el mundo, continúa aumentando, junto con el devastador impacto en las comunidades.

 

Por lo tanto, los investigadores aconsejan a los responsables políticos que incluyan sus hallazgos en sus estrategias de gestión de inundaciones.

 

El doctor Neil Macdonald, de la Universidad de Liverpool, coautor del estudio, añade que "la gestión de inundaciones debe adaptarse a las realidades de nuestro clima cambiante y el riesgo de inundación asociado en las próximas décadas".

 

Por su parte, el doctor Thomas Kjeldsen, de la Universidad de Bath, agrega para concluir que "la incorporación de la evidencia del aumento del riesgo de inundación en el diseño de ingeniería y la gestión general de inundaciones garantizaría que estemos mejor preparados para futuros cambios".