El cambio de calificación acaba con un plan de hacer 40.000 viviendas en una ciudad que pierde población

Casco antiguo de Zamora.

La decisión del Ayuntamiento de retornar de urbanas a rústicas fincas con 8 millones de metros cuadrados acaba con la aplicación de facto del PGOU que preveía 40.000 viviendas más en una Zamora con 172.000 habitantes.

El cambio de calificación, de urbana a rústica, para 8 millones de metros cuadrados en la capital ha puesto fin al desarrollo inicial del Plan General de Ordenación Urbana de Zamora, un documento siempre acompañado de polémica y que ha vivido sus años de vigencia siempre en entredicho en los tribunales. De este modo, se acaba de facto con la posibilidad de que se desarrolle un plan que hablaba de 40.000 viviendas más en una ciudad que pierde habitantes.

 

La decisión tomada este martes por la junta de Gobierno y el equipo de IU/PSOE pone fin a un plan que había planteado una hipotética ciudad de 172.000 habitantes, un 250% más de los que tenía incluso cuando se planificó el actual PGOU. El estudio, hecho en Valladolid, apuntaba ese crecimiento en una ciudad de 66.000 habitantes en 2009 y que pierde población, como el resto de la provincia. Zamora estaba y está muy lejos de necesitar esas 40.000 viviendas más. A día de hoy, toda la provincia tiene unos 185.000 habitantes, casi lo que se preveía para el plan.

 

El plan contemplaba la clasificación de cinco millones de metros cuadrados de suelos, fundamentalmente, al Sur de la capital en zonas no desarrolladas, al tiempo que no se estaban construyendo viviendas ni en el casco histórico ni en otros barrios. De estas 40.000 viviendas más, 20.000 serían en solares ya recalificados mientras que las restantes se situarían en zonas de nueva recalificación, sobre todo, en la margen izquierda con alrededor de 12.000.

 

Este plan tuvo críticas por otro motivo: el alto coste que podía tener para el Ayuntamiento de Zamora. Desarrollar servicios como el alcantarillado o el transporte público si esas nuevas áreas urbanas se hubiera desarrollado hubiera tenido un coste de hasta 126 millones de euros, inasumible según los técnicos.

Noticias relacionadas