El caos en Zamora y provincia por la nieve deja un temporal de críticas de la oposición al Ayuntamiento

La intensa nevada ha dejado impracticable Zamora.

Los 20 litros de precipitaciones en forma de nieve  y las placas de hielo provocan numerosos incidentes y el retraso de trenes.

La llegada del temporal 'Emma' ha provocado importantes problemas y una gran controversia política y en la calle por la gestión que se ha hecho del temporal de nieve. Todo empezó con la nevada del martes por la noche, veinte litros de agua entre las siete de la tarde del martes y las siete de la mañana del miércoles. La precipitación en forma de nieve pronto cubrió calles o lugares como el estadio Ruta de la Plata; y la bajada de temperaturas ha convertido en pistas de hielo la capital.

 

Las consecuencias son variadas. La fundamental, el colapso de tráfico y circulación de personas en la capital. El equipo de Gobierno lo ha explicado este mismo miércoles y ha resumido la situación en caídas, accidentes, varias calles cortadas y ramas de árboles que se han ido al suelo. Lo ha explicado en una nota de prensa en la que ha defendido la actuación llevada a cabo, que no han contentado a la oposición. Las críticas no se han hecho esperar.

 

El grupo popular ha denunciado las numerosas caídas de peatones o que había profesores limpiando la entrada a algunos colegios ante la falta de efectivos municipales. Para Clara San Damián,  las explicaciones del concejal de Policía "son una falta de respeto a los vecinos de la ciudad y vuelve a esconder su responsabilidad bajo el ala usando, una vez más, la táctica del avestruz”. "Desde distintas zonas de la ciudad, los zamoranos nos están haciendo llegar su malestar ante una situación que pensamos podía haberse paliado, ya que había previsiones de que esto podía suceder desde la semana pasada", ha explicado el portavoz de Cs, Francisco José Requejo

 

Ambos grupos han pedido más explicaciones y van a preguntar sobre el dispositivo previsto contra la nevada, que consideran estaba anunciada, porque creen que no ha habido suficiente previsión.

 

Varios trenes procedentes o con destino a Galicia han registrado problemas derivados de la acumulación de hielo y nieve a la altura de Zamora. En concreto, tres Alvias permanecen detenidos en la propia estación por problemas en el cambiador, y que se corresponden con los trayectos Santiago Madrid, Madrid-Pontevedra y Madrid-Ferrol.

 

Otro tren correspondiente al trayecto Madrid-Ferrol se encuentra en Carbajales por problemas en el cambiador de Zamora. Estos cuatro servicios están siendo transbordados a otros trenes que les permitirán llegar a la localidad de destino. Por otro lado, los tren hotel Galicia-Barcelona circulan con retraso por acumulación de nieve, en los dos sentidos. Finalmente, el Alvia 4275 Madrid Ch-Vigo, que se encontraba detenido también en el cambiador de Zamora, ha tenido que retroceder sobre las 11.25 horas para realizar un transbordo a otro tren.

 

Además, se ha tenido que trasladar el partido del equipo de Castilla y León de fútbol, que se jugará en el Helmántico. 

Noticias relacionadas