El centro de recepción de fauna de Zamora recoge 73 ejemplares en lo que va de año

Suelta de un animal después de su estancia en un centro de recuperación.

El de Zamora es uno de los centros en los que se recogen y recuperan animales heridos de una red con centros en Valladolid, Burgos, Segovia y Salamanca. Se dedican a curar animales enfermos o con lesiones, criar pollos caídos de nidos o detectar enfermedades.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente gestiona los centros de Recuperación de Animales Silvestres de Castilla y León para la conservación y recuperación de la fauna silvestre. Actualmente existen dos centros de recuperación en Valladolid y Burgos, y tres de recepción en Segovia, Salamanca y Zamora. Este último ha gestionado la entrada de 73 animales hasta el mes de junio y de 176 durante el pasado año 2014. En caso de encontrar un animal herido es necesario ponerse en contacto con estos puntos de recogida.

 

Los Centros de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) constituyen una estructura complementaria a la política de conservación de la fauna silvestre de Castilla y León. En ellos se realizan las labores de recuperación de aquellos animales que, como consecuencia de un accidente o incidente, resultan lesionados. Esta labor es fundamental en aras de la conservación de determinadas especies. En la actualidad existen dos centros de recuperación en Valladolid y Burgos, y tres centros de recepción en Segovia, Salamanca y Zamora que abarcan geográficamente toda la Comunidad. La red de centros ha atendido en los últimos cuatro años a más de 14.800 animales.

 

 

RED DE CRAS

 

Otra de las labores que realizan los CRAS es la relacionada con la conservación ex situ y los posibles procesos de cría en cautividad dirigidos a aquellas especies en las que las medidas de conservación in situ no están dando los resultados deseadosEstos centros aportan una significativa contribución en el campo del seguimiento del estado sanitario de la fauna silvestre de Castilla y León. Tanto en la imprescindible colaboración en programas de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura y Ganadería, como en el seguimiento y control de determinadas enfermedades que afectan a los animales silvestres, tales como la tularemia o la enfermedad aleutiana.

 

 

LA LABOR DE LOS CENTROS

 

El trabajo en cualquiera de los CRAS de Castilla y León que forman la Red se inicia con el ingreso de un animal que es recogido por presentar un delicado estado de salud. Una vez en el centro, el equipo veterinario le abre historial clínico y recibe las primeras curas. Tras ser identificados los problemas que presenta, es sometido al tratamiento y al proceso de rehabilitación más adecuado. El ciclo se cierra con la liberación en el medio natural del animal, una vez completada su recuperación.

 

Las funciones principales que se realizan pasan por la recuperación de animales enfermos o heridos para su reintroducción en el medio natural; la crianza de pollos caídos de nidos o afectados por actividades humanas para su posterior liberación; la cría en cautividad de especies amenazadas para su reintroducción en el medio y reforzamiento de sus poblaciones silvestres; la determinación de las causas de mortalidad de cadáveres de animales encontrados en el campo; la detección y control de enfermedades de la fauna silvestre; la participación en proyectos de investigación y de seguimiento de fauna; la colaboración con programas de educación y sensibilización ambiental.

 

Son muchos los factores que afectan a la fauna y pueden llevar a que un animal necesite asistencia. Es necesaria la ayuda de todos para hacer posible el objetivo de recuperación de la fauna silvestre, ya que son muchos los particulares que encuentran animales en malas condiciones.