El cierre de aulas de la educación zamorana llega a los colegios de la capital

Visita a las obras del CEIP 'Arias Gonzalo' de Zamora

La supresión de dos aulas de niños en un céntrico colegio Zamora desataca las críticas de sindicatos y PSOE, que quiere saber por qué se suprimen y cuántas más van a cerrar.

El cierre de aulas y colegios es una triste realidad en la educación pública de Zamora. Cada curso desde hace años se anuncian la supresión de aulas por falta de alumnos y el cierre progresivo de centros que no tienen niños suficientes. Van cayendo en un goteo incesante. Pero, hasta ahora, ese problema se había circunscrito a los colegios del entorno rural, el núcleo central del problema de población de la provincia. Sin embargo, ahora llegan estos ajustes también a la capital.

 

El caso lo han denunciado los sindicatos esta semana. CCOO anunciaba que el colegio Arias Gonzalo de Zamora iba a suprimir dos aulas, una de niños de tres años y otra de cuatro, de cara al próximo curso por la falta de alumnos suficientes para completarlas. Según el sindicato, el centro cuenta con 23 alumnos de tres años y con 25 de cuatro, y ahora en vez de estar en dos aulas separadas estarían en una, cumpliendo la ratio de 25 alumnos por aula. Sin embargo, el sindicato denuncia que se discrimina a este colegio porque hay centros en otras provincias, concertados en concreto, a los que se permite repartir ese mismo número de alumnos en dos clases.

 

Los procuradores del PSOE por Zamora José Ignacio Martín Benito y Ana Sánchez formalizarán este lunes una batería de preguntas a la Consejería de Educación sobre sus intenciones de la administración educativa de la Junta de Castilla y León suprimir dos aulas para el curso 2018-2019 en el Colegio de Educación Infantil y Primaria "Arias Gonzalo" de Zamora.  Tal y como relatan los procuradores zamoranos "este anuncio ha generado cierta alarma social en el colectivo de las familias, así como en las organizaciones sindicales". Por ello piden a la Junta de Castilla y León que informe de cuáles son las razones que llevan a la Junta de Castilla y León a suprimir dos aulas de educación infantil para el curso 2018-2019.

 

En el mimo sentido, los procuradores socialistas piden que detalles en qué otras localidades de la provincia de Zamora tiene previsto la Junta de Castilla y León suprimir unidades educativas para el curso 2018-2019 y cuántas unidades en cada localidad afectada, si tiene previsto la Junta de Castilla y León ampliar unidades educativas en alguna localidad de la provincia de Zamora y en caso afirmativo se pregunta en qué  localidades y número de unidades. Este es el otro caballo de batalla de la educación zamorana, el de la supresión de aulas y centros de cada verano. Todas las comarcas zamoranas sufren la falta de alumnos y el cierre progresivo de centro de infantil y primaria porque no hay niños.

 

Los procuradores también solicitan información sobre cuántas unidades de educación infantil y de primaria suprimió la Junta de Castilla y León en la provincia de Zamora en los cursos 2013-2014; 2014-2015; 2015-2016, 2016-2017 y 2017-2018 y qué colegios se vieron afectados.

 

El PSOE también solicita conocer cuántas unidades de educación infantil y de primaria tiene previsto suprimir la Junta de Castilla y León en la provincia de Zamora en el curso 2018-2019 y qué colegios afectará y cuál ha sido la evolución de la matrícula en los últimos cinco cursos académicos en cada uno de los colegios gestionados directamente por la Junta de Castilla y León (Consejería de Educación) de educación infantil y primaria de la ciudad de Zamora, preguntando por el dato global, así como por los datos agrupados por niveles educativos.

 

En la batería de preguntas también se pide información sobre cuál ha sido la evolución de la matrícula en los últimos cinco cursos académicos en cada uno de los colegios concertados que tienen niveles de  educación infantil y primaria de la ciudad de Zamora y cómo explica la Junta de Castilla y León está evolución, número de docentes que han prestado sus servicios en Centros públicos educativos de la provincia de Zamora, dependientes de la Junta de Castilla y León, en cada uno de los diez últimos cursos académicos, en Educación Infantil, en Educación Primaria y en Educación Secundaria.

 

Por último José Ignacio Martín Benito y Ana Sánchez piden a la Consejería de Educación que responda a si tiene previsto la Junta de Castilla y León revisar los criterios de mantenimiento o supresión de unidades en los colegios de la provincia de Zamora, tanto en el medio rural como en el urbano.