El cierre de camas, un debate "absurdo" según el consejero de Sanidad

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha calificado de "absurdo" el debate del cierre de camas en el complejo asistencial de Zamora, que ha llevado a UGT a iniciar una marcha contra los recortes.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha defendido este lunes la "gestión" de camas durante el verano, algo que ha afirmado que se hace en todas las comunidades autónomas con carácter general por falta de demanda, por lo que considera este asunto un debate "absurdo". Sáez Aguado, quien ha dado a conocer los datos de las listas de espera, se ha referido además al caso concreto de Zamora con motivo de la marcha a pie hasta Valladolid que ha emprendido el sindicato UGT para denunciar recortes sanitarios en la provincia y entrevistarse con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

 

El sindicato denunció hace unas semanas el cierre de cerca de 180 camas de todo el complejo este verano y recogió más de 7.000 firmas de ciudadanos contra los recortes en sanidad.

 

En este caso concreto, el consejero ha explicado que el jefe del Ejecutivo cuenta con toda la información y ha explicado que hay "bastantes más camas" sin ocupar que las que se han cerrado o reservado, pero al mismo tiempo ha aclarado que en estos años no ha habido ni una sola suspensión de intervención quirúrgica -en la Comunidad la falta de camas ha supuesto un 0,73 por ciento de suspensiones y por causas puntuales-, por lo que no se pueden relacionar estas dos cuestiones.

 

Además, ha asegurado que "prácticamente" ningún paciente ha dejado de ser hospitalizado por falta de camas, algo que puede haber ocurrido en otoño o invierno por problemas puntuales con la gripe u otras patologías. Así, cree que es un debate "absurdo" ya que este tipo de gestión de las camas se produce en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, incluso en la sanidad privada, porque las necesidades de hospitalización se ven reducidas.

 

 

ARGUMENTOS "ERRÓNEOS"

 

En cuanto a los argumentos que utilizan algunos como quienes protagonizan la marcha desde Zamora, con uno de los cuales el consejero asegura que ha tenido ocasión de debatir, considera que son "erróneos". En concreto, ha rechazado que digan que las enfermedades "no entienden de estaciones", ya que aunque en ocasiones ha dicho que los virus o bacterias no conocen fronteras, sí de estaciones del año, ya que determinados procesos tienen más frecuencia en otoño o invierno y suponen el agravamiento de otras patologías, por lo que se requiere hospitalización, frente a lo que ocurre en primavera y verano.

 

Por otro lado, ha incidido en que las necesidades de hospitalización no dependen de las decisiones del consejero, sino que derivan de la situación de la salud de la población y de decisiones médicas, de los profesionales que toman decisiones de acuerdo a criterios clínicos.

 

Así, ha concluido que la situación no es "nueva" ni "específica" de Castilla y León o de Zamora, quien ha abogado por gestionar las camas de acuerdo a las necesidades de la misma forma que la Atención Primaria se refuerza en algunas zonas durante el verano.