El 'Cinco de Copas' abre de madrugada el Viernes Santo de Zamora

El popular 'Cinco de Copas' en una procesión anterior. Foto: F. Oliva

La Procesión de Jesús Nazareno, que parte a las 5 de la madrugada, tiene en el baile de su 'Cinco de Copas' uno de los iconos de la Pasión Zamorana. El Santo Entierro y Nuestra Madre de las Angustias completan el Viernes Santo.

El tradicional Baile del Cinco de Copas que los cofrades realizan en el templo de San Juan, en las proximidades de la Plaza Mayor de Zamora, será un año más el punto de partida de la Procesión de Jesús Nazareno, popularmente conocida como la de Las Cinco de la Mañana, que congrega a miles de personas por las calles de la capital zamorana.

 

Es una de las procesiones de más fuste de la Semana Santa de Zamora. Y lo es gracias a las múltiples peculiaridades que la componen. La primera de todas ellas, y por la que recibe su apelativo de Vulgo Congregación, la numeroses corte de nazarenos que la acopañan, en número de hasta 9.000, por las calles de Zamora. La segunda, la hora a la que parte, las cinco de la mañana, que la ha dado fama noctámbula, pero que responde a la necesidad de evocar las horas de la pasión de Cristo, rayando el alba. 

 

Y es que la Cofradía de Jesús Nazareno evoca con sus numerosos pasos todas las estaciones de Cristo en su camino hacia el Calvario. Lo hace con una procesión tan maratoniana como la de la Vera Cruz que encabeza el popular 'Cinco de Copas'. Llamado así por la disposición de sus personajes, 'Jesús Camino del Calvario' está compuesto por cinco figuras: Jesús Nazareno, imagen de vestir de autor anónimo, donada a la Cofradía en 1.802; el centurión que guía la escolta, el sayón que tira de la cuerda y los soldados fueron tallados en 1.893 por el zamorano Justo Fernández.

 

A partir de las 5.00 horas de mañana Viernes Santo miles de hermanos, vestidos con túnica negra y capirote del mismo color sin caparazón, salen por las calles de la ciudad, portando sobre su hombro izquierdo una pequeña cruz de madera. Diez pasos son los que desfilan en esta procesión, entre los que destacan 'La Caída', del imaginero zamorano Ramón Alvarez, del año 1866;  'Las tres marías y San Juan'; 'Jesús Nazareno' de Antonio Pedrero, 'Verónica', 'Desnudez', 'Crucifixión', 'La Elevación de la Cruz', de Aurelio de la Iglesia Blanco, de 1900, y 'La Agonía'. Igualmente, forman parte de este desfile 'Camino del Calvario', de Justo Fernández, y conocido este paso como 'Cinco de copas' por la disposición del  grupo escultórico.

 

Ya por la tarde, la Real Cofradía del Santo Entierro protagonizará una de las procesiones más plásticas, coloristas y dinámicas de la Semana Santa zamorana. Cientos de cofrades acompañarán desde las 16.30 horas a los doce pasos que representan los diferentes momentos de la Muerte de Jesucristo. La jornada del Viernes Santo en Zamora se cierra con la Procesión de Nuestra Madre de las Angustias, cuyo momento álgido se produce con el rezo de la Corona Dolorosa y la entonación de 'Stbar Mater' por parte de del coro sacro 'Jerónimo Aguado' en la Plaza Mayor.