El convento de Santa Sofía de Toro, a las puertas de ser bien de interés cultural
Cyl dots mini

El convento de Santa Sofía de Toro, a las puertas de ser bien de interés cultural

La Junta abre el período final de un mes para posibles alegaciones tras incoar el expediente para declarar BIC el palacio del siglo XIV, convertido en convento.

El convento de Santa Sofía de Toro será en las próximas semanas declarado BIC (Bien de Interés Cultural) tras un proceso rápido que reconocerá el valor patrimonial de los restos del antiguo Palacio de la Reina María de Molina, Torreón, Patio de la Cisterna e Iglesia, que son los elementos que van a entrar dentro de la protección. El Bocyl publica este lunes la apertura del período de información pública de un mes previo a la declaración, una vez que el expediente lleva incoado desde el pasado mes de septiembre.

 

En 1316 la reina María de Molina cedió el palacio que había pertenecido a su canciller, el obispo de Coria don Alfonso, a una comunidad de monjas premostratenses. El edificio situado en la rúa de Santa María de Arbás, junto a la puerta de Adalia del primer recinto murado de la ciudad, fue objeto de importantes reformas para su adecuación al nuevo uso monacal del Monasterio Premostratense de Santa Sofía de Toro.

 

Dentro de este conjunto conventual se conserva un espacio único conformado por los restos del antiguo palacio, entre los que destaca un pequeño patio conocido como «Patio de la Cisterna», perteneciente a la antigua vivienda palaciega, y el torreón que lindaba con el primer recinto amurallado de la ciudad de Toro, que han permanecido prácticamente inalterados hasta nuestros días y que constituye un singular ejemplo de arquitectura civil.