El 'cordón sanitario' del entorno de Mañueco con Silván: "Que los de León arreglen lo de León"

El PP de Salamanca pone distancia con Silván y la 'operación Enredadera'.

El PP de Salamanca ha decidido poner distancia con el alcalde de León, el 'popular' Antonio Silván, inmerso en serios problemas tras protagonizar una reveladora conversación con el encarcelado José Luis Ulibarri. Silván ha sido forzado a un pleno extraordinario para explicarse sobre el asunto, como le ocurrió a Alfonso Fernández Mañueco con otro pinchazo telefónico, el del 'caso guarderías'; ha tenido que cesar a un concejal y tendrá que someterse a una comisión especial de investigación.

 

El mes de agosto, prácticamente inhábil políticamente, ha ayudado a que muchos dirigentes no tengan que responder sobre esta cuestión, empezando por el presidente del PP de Castilla y León, Fernández Mañueco. En su lugar, le ha tocado la pregunta a su 'suplente' estos días, Carlos García Carbayo, secretario general del PP de Salamanca y 'alcaldable'.

 

"Les dejamos a los de León que arreglen sus asuntos en León", ha dicho García Carbayo al ser preguntado por el asunto de la operación 'Enredadera' y la situación en la que queda Silván. El concejal ha aludido a las estrategias de cada grupo municipal y ha puesto tierra de por medio con lo sucedido en León, marcando diferencia con Salamanca. "Que hagan lo que tengan que hacer", ha concluido el concejal.

 

Después, preguntado directamente por si había hablado alguna vez con el empresario José Luis Ulibarri, que está en el centro de la trama 'Enredadera' en Castilla y León, ha respondido visiblemente molesto que no le conocía.