El desempleo en la construcción impulsa un nuevo repunte del paro en Zamora para terminar el año

Una oficina del Ecyl

El paro subió en diciembre en 463 personas, un 2,63%, empujado por la falta de trabajo en la construcción. El dato desinfla la mejoría anual, con casi 900 personas menos en el desempleo que en 2013. La afiliación también bajó en diciembre.

El dato del paro cerró 2014 con un nuevo aumento en diciembre que matiza el dato anual, mejor que el de 2013, pero que se ha ido debilitando con el paso de los meses. Lo que llegó a ser una mejoría de casi 3.000 parados menos a mediados de año se ha quedado en 834 desempleados menos inscritos en las oficinas del Ecyl, el mejor dato en varios ejercicios, pero menos de lo que se esperaba.

 

En total, 18.048 personas están inscritas como demandantes de empleo al terminar 2014 después de que el paro haya aumentado un 2,63% en diciembre, elevando en 463 personas las que están en la provincia registrados como desempleados. Es el tercer mes consecutivo en el que aumenta el paro tras unos cuantos de evolución positiva; la cifra se redujo todos los meses entre febrero y septiembre. Sin embargo, la creación de empleo se ha ido debilitando al finaizar el año; noviembre y diciembre han sido siempre meses malos para el empleo en Zamora y han acabado lastrando un dato que llegó a ser esperanzador, y que termina en positivo, pero lejos de la mejoría que apuntó durante meses. Al menos, Zamora ya se suma a la mejoría de empleo nacional: el año pasado se quedó fuera por solo 59 personas, que fue el aumento de desempleados registrado en el global de 2013.

 

 

 

Esos algo más de 18.000 parados inscritos son 834 menos que al terminar el pasado 2013, casi un 4,5% menos. El dato por sí solo permite que 2014 sea el primer ejercicio de los últimos en el que la provincia acaba con menos parados que el anterior en el paro registrado; algo que no ocurría desde el año 2007, el último en que bajó el número de inscritos en el Ecyl. Eso sí, a mediados de año la rebaja era de casi 3.000 parados menos, un dato francamente bueno que se ha ido diluyendo hasta el resultado final; en septiembre bajó hasta los 16.276, unos 3.200 menos que en enero. Detrás de esta situación, el aumento del paro en os últimos meses en construcción y hostelería; el final de año con el parón en las obras y la falta de refuerzos para la campaña turística de verano y la Navidad han impedido que estos sectores, los de más incidencia en el mercado laboral de la provincia, tiren de las cifras.

 

En cuanto a la afiliación, ha terminado el año siguiendo la estela del paro registrado. El número de trabajadores dados de alta en la provincia cayó en diciembre en 497 personas, un dato negativo que continúa la tendencia de los últimos meses. Al menos los 55.526 dados de alta en la Seguridad Social son 653 más, un 1,19% más que hace un año, algo que tampoco pasaba desde hace varios ejercicios.

Noticias relacionadas