El director del Instituto Cervantes apuesta por evitar la "crispación" en el uso de las lenguas del país

Ricardo Rivero y Luis García Montero

Luis García Montero ha impartido en la Universidad de Salamanca una conferencia sobre la importancia de las Humanidades

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, ha apostado por sacar de la crispación política "la lengua, la cultura y las lenguas maternas". García Montero ha recordado la "riqueza" que adquirió cuando, en sus primeros años como literato, convivió con autores que escribían sus libros en gallego, catalán y vasco. "Deberíamos todos sentirnos orgullosos del diálogo entre las distintas lenguas", ha apostillado.

 

En esta línea, ha manifestado que "mala cosa hace por la convivencia democrática quien lleva el desprecio a las lenguas maternas, en vez de sentirse orgulloso de su enriquecimiento y de su capacidad de diálogo".

 

García Montero ha realizado estas declaraciones en un encuentro en la Universidad de Salamanca, donde ha estado acompañado por el rector de la institución académica, Ricardo Rivero, antes de impartir una conferencia sobre las humanidades. Sobre su disertación en las aulas del ocho veces centenario Estudio salmantino, ha defendido la importancia de las humanidades "en tiempos de descrédito absoluto de todo", y la relevancia de "reivindicar el concepto de verdad".

 

En su encuentro con la prensa, también ha analizado el uso de las redes sociales, por estar "llenas de cosas positivas" pero también por ofrecer "nuevos soportes" para "extender la degradación de la convivencia". A este respecto, "el mundo virtual no puede sustituir a la experiencia de carne y hueso" y ha abogado por el "contacto" que ofrece la realidad física, que permite encontrarse con "la gente con ojeras que se levanta todos los días a trabajar".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: