El Duero termina su primera crecida a su paso por Zamora tras llegar a su máximo del año

El Duero, a su paso bajo el Puente de Piedra de Zamora. Foto: F. Oliva

Las intensas lluvias llevaron el caudal de los 14 metros cúbicos por segundo a más de 630. Sigue lejos de los niveles de alarma.

El caudal del Duero permanece estable desde hace unas horas tras superar el paso de la primera crecida del año, que llevó el torrente de agua que lleva a su paso por la capital hasta niveles no vistos desde hace tiempo. Tras muchos meses de sequía y falta de precipitaciones, la llegada de las dos últimas ciclogénesis, 'Félix' y 'Gisele', ha cambiado el panorama. Tanto, que en poco tiempo se ha pasado de un mínimo de 14 metros cúbicos/segundo a más de 630.

 

A las 17.00 horas de este jueves, día 15 de marzo, se ha estabilizado el caudal tras el pico del día 13 de marzo a la misma hora: 48 horas atrás, el Duero alcanzaba su nivel máximo en mucho tiempo con más de 630 metros cúbicos por segundo, 636,80 exactamente. Desde finales del año pasado la media había sido de poco más de cien metros cúbicos. En febrero ya hubo un primer episodio que se quedó en 180 metros cúbicos de caudal máximo, pero el cambio se ha producido en marzo. Primero, el día 7 con un máximo de 435 metros cúbicos por segundo; y después, este día 13.

 

La explicación está en la pluviometría. Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Duero, el mes pasado se registraron 4,2 litros/metro cuadrado y este mes ya vamos por 80,9 litros.

 

La primera gran crecida del año obligó a cortar algunos paseos del Duero, aunque no se acerca a los mil metros cúbicos por segundo en los que está el nivel de alerta. El río llegó a su paso por Zamora en abril de 2013 a los 1.500 metros cúbicos por segundo; el episodio más reciente fue en 2016 cuando en abril llegó a los 982,5 metros cúbicos por segundo a su paso por Zamora.

 

El nivel queda ahora estabilizado en torno a los 450 metros cúbicos pero se espera que pueda crecer o mantenerse alto por las lluvias que todavía se pronostican para los próximos días. Según los datos que maneja Aemet, el marzo más lluvioso de la historia de Zamora dejó una media de 124,6 litros por metro cuadrado precisamente en 2013. Febrero, marzo y abril son los meses tradicionalmente más lluviosos en la capital.