El equipo de Gobierno acaba aprobando las últimas cuentas del PP en el Ayuntamiento de Zamora

Reunión de la comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Zamora.

El equipo de Gobierno de IU/PSOE mantiene que las cuentas son ficticias y que los seis millones de superávit que hay oficialmente "no están". Se aprueban con el voto del alcalde y la abstención del resto, también el PP.

El equipo de Gobierno de IU y PSOE en el Ayuntamiento de Zamora han tenido que maniobra para compaginar su rechazo a la cuenta general del último ejercicio con el PP en el Gobierno, el de 2014, con la necesidad de seguir trabajando. Esto generó una situación complicada en una comisión de Cuentas tensa.

 

Por la mañana, tanto IU como, posteriormente, PSOE manifestaron su intención de no apoyar la aprobación de estas cuentas porque consideran que no reflejan la realiad. "El equipo de Gobierno no votará a favor de la Cuenta de 2014. Es de suponer que el Grupo Popular la apoyará por tratarse de “su” Cuenta. Cuando se dio cuenta de la Liquidación de 2014 en el Pleno de julio, la Portavoz del PP alardeó de los 6 millones de superávit de la Cuenta,  incluso llegó a decir que “en qué nos íbamos a gastar el dinero sobrante”. Pues bien, si tan buenas son las cuentas de 2014 tiene ahora la oportunidad de demostrarlo apoyándolas. La Cuenta no es más que teoría. La realidad de la caja del dinero es la que es. Y no decimos que sea mala después de subir la presión fiscal el 35%, sino que no es tan boyante como dice el PP", aseguraba en una nota.

 

El equipo de Gobierno daba a conocer algunos datos sobre la situación de las cuentas municipales. Para empezar, y con cargo a la partida del Fondo de Contingencia de 2014, se ha pagado la mayor parte de la indemnización a UFC del edificio municipal. Otra parte menor se pagó con cargo al Fondo de Contingencia de 2013. "Sólo con eso bastaría para decir en términos políticos no a la Cuenta General. 4,2 millones tirados a la basura", asegura.

 

El equipo de Gobierno asegura que en la partida de recaudación por multas de años anteriores, incluido 2014, aparecen 900.000 euros que están pendientes de cobro y que han ido prescribiendo a pasos agigantados durante los últimos años. De esa cantidad 415.000 euros pertenecen al año 2014. El Ayuntamiento apunta otros 733.000 euros pendientes de recaudar de las cuotas de urbanización del Sector Higueras, "actualmente abandonado y que en realidad no es dinero que corresponda al Ayuntamiento, sino a los promotores".

 

IU/PSOE incluye todas las deudas por el saneamiento de Roales. "Son millones de euros, de los que corresponden al 2014 unos 300.000 euros. Llevamos acumulados casi 6.000.000 euros de deuda", dice. El equipo de Gobierno incluye a la Junta de Castilla y León "como el gran deudor del Ayuntamiento". "Nada menos que 1.500.000 euros a fecha 31 de diciembre, a los que habría que añadir a día de hoy los 2 millones de la Escuela de Enfermería que no ha ingresado en las arcas municipales (el Ayuntamiento ha adelantado la mitad ya en certificaciones de obra)", explica. Además, la Diputación debe a 31 de diciembre 186.000 eurosTambién aparecen como ingresos otros 800.000 euros del impuesto de construcciones del Hospital que se anularon por sentencia judicial en 2015.

 

"Por lo tanto una cosa es que los papeles den 6 millones de remanente y otra muy distinta es que esos millones estén en la caja del Ayuntamiento. No están. Y los datos anteriores lo demuestran", asegura el equipo de Gobierno. "La pregunta de Clara San Damián en el Pleno de julio: “¿en qué va a invertir el Alcalde el dinero sobrante de la buena gestión del Partido Popular?”, parece que se desmorona. Una cosa son los números en la teoría y otra cosa es la práctica. La Cuenta no hay que verla en bruto, en cifras muchas veces ficticias, sino desmenuzar los datos", mantiene

 

"El Grupo Popular tiene una ocasión de oro de apoyar el pasado de Rosa Valdeón. Hay que recordar que, en el último pleno, el Equipo de Gobierno forzó una votación para pagar las nóminas del personal saliente del PP, apoyada por los no adscritos, pero el PP se abstuvo. Ahora no va a ser así y deben dar la cara", remata.

 

En una nota posterior a la comisión, el PSOE explicaba que su concejal José Carlos Calzada ha anunciado que, en consonancia con el equipo de Gobierno municipal y en coherencia con los votos del Grupo Municipal Socialista, se abstendría tanto en la Comisión como en el Pleno "puesto que se trata de la gestión íntegramente del Partido Popular con Rosa Valdeón como Alcaldesa, gestión que el anterior Grupo Municipal del PSOE no respaldó tanto en la aprobación y liquidación del Presupuesto como en la aprobación de las Cuentas de ejercicios anteriores".

 

Sin embargo, después la votación fue otra. Los concejales del PP se abstenían, lo que dejaría el asunto sobre la mesa provocando un bloqueo legal al Ayuntamiento de Zamora, que se vería sin cuentas aprobadas de 2014 y sin posibilidad de empezar a trabajar con las de 2015. Esto, según el alcalde, era una estrategia del grupo popular para evitar el bloqueo. Por ello acabó cerrándose el asunto con el único voto a favor del alcalde  para poder aprobarla y evitar el bloqueo, pero mantener la postura crítica a estas cuentas.

Noticias relacionadas