El Etnográfico, parada obligatoria para los amantes de las motos con sidecar

La AMZ estrena en el Museo Etnográfico una exposición dedicada a las motos con sidecar, un modo de transporte muy popular hace unas décadas. Los modelos están cedidos por coleccionistas y estarán expuestos hasta el 9 de febrero.

La Asociación Motociclista Zamora ha inaugurado este viernes una exposición temática dedicada a las motos con sidecar, atalajes antaño muy populares entre los motociclistas y que ahora ya son poco frecuentes. La asociación ha conseguido reunir un buen número de ejemplares, entre los que hay modelos nacionales y extranjeros, para su nueva exposición 'Toda una vida en moto' con la que sigue adelante con sus actividades, que la han convertido en un referente de la afición motociclista en Zamora.

 

La muestra estará abierta hasta el próximo día 9 de febrero en el Museo Etnográfico de Castilla y León que colabora en esta ocasión con la AMZ. Como siempre, la exposición tiene una vertiente solidaria y para entrar solo hay que depositar un kilo de comida no perecedera o hacer un donativo voluntario; en ambos casos, lo conseguido irá para causas sociales. Además, la exposición está dedicada a Víctor Palomo, un histórico piloto español que en la época de Ángel Nieto fue el primero en militar, y triunfar, en las cilindradas superiores del Mundial.

 

La muestra tiene un gran interés porque recoge interesantes ejemplares de lo que fue un modo muy común de desplazarse. A mediados del siglo XX, con el coche todavía por popularizarse en España, acoplar un sidecar a las motocicletas utilitarias era una práctica habitual que convertía a modelos de Vespa, Montesa o Bultaco en vehículos familiares.

 

La muestra está compuesta por diez modelos que van desde las populares Vespa (sobre varias versiones), Montesa o ISO hasta las imponentes BMW o Dnepr, las conocidas Sanglas (un modelo muy identificado con la Guardia Civil de Tráfico)... al visitante le recibe una impecable Indian roja con sidecar, una marca histórica, rival de Harley Davidson en su día y ahora renacida. Todas están cedidas por aficionados y coleccionistas particulares.