El GCE Villaralbo intentará el ascenso por la vía más complicada

Así es el camino que tiene por delante el GCE Villaralbo para intentar el ascenso a Segunda B: tres eliminatorias para lograr la proeza.

Además de la primera eliminatoria de ascenso en Segunda B, en la que el Zamora CF jugará contra otro campeón de grupo de Tercera, otro equipo zamorano tiene opciones de subir. Se trata del GCE Villaralbo que se ha clasificado como cuarto del Grupo VIII y que participará en la 'otra vía' para lograr el ascenso, la que posiblemente es la manera más complicada y tortuosa de conseguirlo. Así lo explica la RFEF.

 

Los 18 clubes que han quedado primeros clasificados al término de la primera fase, como campeones, disputan la primera eliminatoria a doble partido entre sí. Los nueve vencedores ascienden directamente a Segunda División B.

 

Por otro lado, y simultáneamente, los 54 clubes restantes se emparejan entre sí. Los clasificados en segunda posición jugarán con clubes clasificados en cuarta posición; y los clubes terceros clasificados en la fase regular se enfrentan entre sí. Así que al GCE Villaralbo le corresponde enfrentarse con un segundo clasificado que determine el sorteo. Si gana, pasará a la segunda eliminatoria.

 

Participan en esta segunda eliminatoria los nueve primeros clasificados que perdieron la eliminatoria contra los otro nueve primeros clasificados; los 18 clubes ganadores de las eliminatorias entre segundos y cuartos; y los 9 clubes ganadores de las eliminatorias entre los terceros. En total, serán 36 equipos en los bombos.

 

En la medida de lo posible, se emparejarán en el sorteo los clubes que quedaron primeros clasificados en la primera fase contra los que quedaron cuartos, y en ausencia de estos, los que quedaron terceros. Y por otro lado, del mismo modo, los clubes que quedaron segundos, hasta donde se pueda, se emparejarán con los que quedaron cuartos, terceros o, en última instancia, segundos.

 

De esta segunda eliminatoria se clasifican para la siguiente ronda 18 clubes que pasan a la tercera eliminatoria. Los clubes que quedan en competición se emparejan entre sí, de tal manera que los que fueran primeros o segundos en la primera fase se emparejarán, hasta donde sea posible, con los que fueran terceros o cuartos. Los nueve vencedores de esta eliminatoria ascienden a Segunda División B junto a los nueve campeones de grupo que subieron por la vía directa en enfrentamiento contra los otros primeros.