El Gobierno quiere a un español como relator de la mesa de partidos sobre Cataluña

Pleno en el Senado para tratar temas como los datos del paro, la tramitación de

El relator que ordenará los trabajos de la mesa de partidos sobre Cataluña que intentan impulsar el Gobierno y la Generalitat ha de ser de nacionalidad española, ha avanzado la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo.

En una entrevista en la Cadena Ser, Calvo ha asegurado que esta figura ni de lejos se puede asimilar con un mediador internacional y ha dejado claro que en esa mesa de partidos no se sentará el Gobierno, que vehicula el diálogo con el Govern catalán en el plano institucional de la Comisión bilateral Estado-Generalitat prevista en el Estatut.

 

La vicepresidenta aceptó el martes la figura del relator en esta mesa de partidos, concebida como un canal alternativo de diálogo político a la vía institucional que representa la Comisión bilateral Estado-Generalitat prevista en el Estatut. Una mesa en la que los partidos puedan hablar con mayor flexibilidad que en el diálogo entre instituciones.

 

"No hacen falta mediadores ni para el Gobierno ni para el Partido Socialista. Si acaso alguien que pueda tomar nota, convocar, que nos pueda coordinar" en esa mesa de "diferentes partidos", pero "no hacen falta mediadores", ha señalado Calvo, que ha aclarado que en esa mesa de partidos los socialistas estarían representados por el PSC.

 

El Ejecutivo socialista ha señalado que este espacio de diálogo, paralelo a la Comisión Bilateral Gobierno-Generalitat, es una mesa abierta a los partidos que en el ámbito catalán han de encontrar puntos en común que saquen a la sociedad catalana del actual escenario de fractura.

 

En la misma y con el objetivo de coordinar y ayudar en esta mesa de partidos, que es horizontal, habrá un relator que coordine las reuniones y ayude en su desarrollo. Según fuentes de Moncloa, será una persona neutral y elegida de común acuerdo.

 

Esta mesa de partidos funcionará de forma paralela a la Bilateral, prevista en el estatuto catalán, para hablar de la situación y de las opciones posibles que, dentro de la seguridad jurídica y el orden constitucional, permitan dar salida a esta crisis por parte de ambos Gobiernos.