El Gobierno se plantea cambiar los viajes del Imserso y los hoteleros se quejan de "trabajar a pérdidas"

Viaje

La ministar se compromete con hoteleros a crear un grupo de trabajo para un nuevo diseño de viajes del Imserso que mueve mil millones de euros. El sector valora acudir a los tribunales contra el modelo actual.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, se comprometió ayer con los hoteleros a "crear un grupo de trabajo, a partir del próximo mes de septiembre, para empezar a trabajar ya en las bases de lo que sería un nuevo diseño del programa que podría ponerse en marcha tras la finalización del periodo inicial de dos años, sin ejecutar la prórroga", según ha informado hoy la patronal hotelera en un comunicado.

 

Según explicaron desde la patronal hotelera el grupo de trabajo estaría conformado por representantes de Turismo, de Asuntos Sociales y del Imserso, así como de la Confederación. "Este nuevo diseño debería estar listo para el otoño de 2020, por lo que tampoco hay mucho tiempo que perder", han opinado desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que trasladó ayer a Maroto en una reunión para abordar los viajes del Imserso su descontento con los pliegos del programa de viajes, que depende del organismo adscrito al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

 

Maroto se reunió ayer con el presidente de la patronal hotelera, Juan Molas, acompañado por varios miembros de comisión interna de asuntos sociales de CEHAT: el vocal asesor de presidente Valentín Ugalde y la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, así como el gerente de Aehcos, Antonio Aranda.

 

El presidente de los hoteleros aprovechó para expresar a Maroto el descontento del sector con el actual proceso de adjudicación en marcha y de su tramitación administrativa. "Es el pliego que más tarde se ha publicado y el que más tarde se va a adjudicar, con un importante riesgo de un nuevo retraso si entran en juego los recursos de los que no resulten adjudicatarios", ha señalado el presidente de la patronal hotelera, Juan Molas.

 

"Si algún licitador recurriera, podríamos encontrarnos que el programa no entre en vigor hasta enero de 2020, lo que sería catastrófico en lo económico, en lo social y en la imagen de solvencia administrativa", ha añadido.

 

Los representantes de los hoteleros también recordar a Maroto que los establecimientos son el principal componente del programa --cada año participan unos 360 hoteles-- y que por, este motivo, entienden que les debe corresponder, dentro de sus competencias, la defensa de los intereses de las empresas turísticas ante organismos como el Imserso y el Consejo de Ministros.

 

Molas ha lamentado que durante los últimos años los responsables del Imserso hayan "ninguneado" a los hoteleros sin tener en cuenta "ninguna actualización, modernización, flexibilidad o innovación de las planteadas desde el sector", llegando incluso a "eliminar buenas prácticas como era la diferenciación de temporadas (alta/baja)" que, en su opinión, favorecía con precios más económicos a los pensionistas con menos recursos.

 

En esta línea, los hoteleros han traslado a Maroto estar seguros de sus planteamientos económicos y sociales respecto al actual diseño del programa del que han dicho, "les obliga a trabajar a pérdidas", por lo que están valorando interponer un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional tras la resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC).

 

La patronal hotelera presentó en mayo un recurso contra los pliegos del concurso de los viajes del Imserso para dos próximas temporadas por considerar que las tarifas recogidas no cubren los costes operativos y lesionan "gravemente" sus intereses. Los hoteleros denuncian que el precio por persona y día debería situarse en el entorno a los 25 euros (actualmente está entre 22,10 y 22,50 euros) para evitar las pérdidas.

 

El Tribunal argumento en su resolución que "cabe concluir razonablemente que el presupuesto base de licitación y el valor estimado del contrato se han calculado atendiendo a los precios de mercado", una resolución que avala los pliegos de contratación tal y como los presentó el Imserso.

 

La licitación de los viajes del Programa de Turismo Social del Instituto de Mayores y Servicios sociales (Imserso), dependiente del Ministerio de Sanidad, se adjudicará en este mes. Pujan tres empresas: Mundiplan (UTE formada por Iberia, Alsa e IAG7), Mundosenior (la UTE formada por Halcón Viajes (Globalia) y Avoris (Barceló) y Traveltino 2009 (Logitravel).

 

Desde la Dirección General del Imserso siempre se ha defendido la continuidad del programa y se ha acusado a los hoteleros de ejercer como parte "interesada" para que se percibiera que estos viajes estaban en peligro y generar "polémica" en unos viajes de los que se benefician casi un millón de pensionistas al año en España.

 

Así las cosas, los viajes del Imserso se realizarán en las fechas previstas y comenzarán en la primera quincena de octubre. El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), dependiente de Hacienda, desestimó el recurso presentado por la patronal hotelera a los pliegos de la licitación del Programa de Turismo Social del Imserso, levantando la suspensión cautelar del procedimiento, adoptada el pasado 30 de mayo.

 

El valor estimado del contrato supera los 1.142 millones de euros, IVA excluido, cifra que incluye tanto la aportación del Imserso (20,39%) y la de los beneficiarios (79,61%) durante las dos temporadas, así como una posible prórroga por otras dos (1 de septiembre de 2021-31 de agosto de 2023). Contará cada temporada con 900.000 plazas, agrupadas en tres lotes (costa peninsular, costa insular y turismo de interior).

 

El coste varía en función de los destinos incluidos en cada lote y oscila entre un mínimo de 23 euros por estancia, que implica una subida del 9,5% respecto a los 21 euros abonados en temporadas anteriores, y un máximo de 42 euros. En ningún caso, se calculan importes distintos según la duración de viaje, el uso del transporte o la procedencia de los usuarios.