El hielo y las fuertes rachas de viento complican la circulación en las carreteras de Zamora

Importantes placas de hielo en Sanabria y Aliste por las bajas temperaturas, carreteras nevadas y algunos tramos cortados por caída de árboles.

El tramo de la carretera de Pedrazales a la carretera de el Lago ha estado cortada al tráfico por árboles caídos sobre la calzada debido a los fuertes vientos en la comarca de Sanabria. Además, este sábado ha amanecido con grandes capas de hielo y nieve en las carreteras de Sanabria y Aliste.

 

La noche del viernes, la nieve y el viento mantenían cortadas seis carreteras de Castilla y León, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) consultados por Europa Press. En concreto, el viento mantiene cortada la P-991 en Husillos (Palencia), mientras la nieve impide la circulación por la DSA-180 en La Hoya (Salamanca), la LE-321 en Redipuertas (León) y la BU-572 en Espinosa de los Monteros (Burgos).

 

Además, la meteorología adversa mantiene cerrada la DSA-191 en Candelario (Salamanca), mientras que un obstáculo fijo debido a la meteorología adversa impide el tráfico en la N-625 en Oseja de Sajambre (León).

 

Por otro lado, es obligatorio el uso de cadenas en la provincia de León en la N-625 en Riaño, la A-6 a su paso por la capital, la N-621 en Boca de Huérgano y la LE-233 en Besande.

 

Asimismo, está prohibida la circulación de camiones y vehículos articulados en la N-110 en El Barco de Ávila (Ávila); en la A-6 en San Román de Bembibre y Quintanilla de Combarros, ambos en la provincia de León y donde además se ha procedido al embolsamiento de camiones; en la A-52 en Mombuey (Zamora); en la N-630 en Busdongo de Arbas (León), y en la LE-333 en Puebla de Lillo (León).