El huido Puigdemont ataca a los poderes del Estado y al Rey Felipe VI al que llama "el último Borbón" represor

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont

Da un mitin político ante la cárcel de Lledoners... por videoconferencia.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha advertido este viernes a los poderes del Estado que han condenado a los líderes independentistas por el 1-O que sólo quedará de ellos "el recuerdo oscuro y tenebroso de ser los serviles súbditos del último Borbón que se atrevió a reprimir a los catalanes".

 

En un acto electoral de JxCat ante la cárcel de Lledoners por los dos años de encarcelamiento de los independentistas por el 1-O, ha asegurado por videoconferencia que así pasará con los que considera "represores, los de allá y los de aquí, los de la política, los de los medios de comunicación y los de los poderes económicos, y a los que han puesto su biografía al servicio de la condena y a los que brindan por todos los años" que estarán encarcelados.

 

También ha asegurado que cada vez hay más gente que considera que España "es un problema para la democracia europea y que empieza a hacerse insostenible porque amenaza pilares fundamentales como es el valor del voto".

 

"Cuando un Estado violenta de forma tan arbitraria y gratuita las decisiones del voto, está insultando los sacrificios de millones de europeos que han dado la vida por el voto", ha subrayado. Ha añadido que España prefiere ser señalada como un país que "viola derechos fundamentales antes de admitir que tiene un problema político" que, a su juicio, debe resolverse políticamente.