El incendio de Guadarrama quema 400 hectáreas pero no alcanza el pinar de Valsaín

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, ha visitado el puesto de mando del incendio.

La Junta da por estabilizado pero no controlado el fuego de Guadarrama que ha calcinado 400 hectáreas, la mitad dentro del parque nacional.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, ha asegurado que el incendio que afecta desde el domingo a la Sierra de Guadarrama está "en situación de estabilización" aunque no está controlado ya que quedan varios puntos calientes que se podrían reavivar con el viento durante la jornada.

 

Suárez Quiñones, que ha visitado este martes el puesto de mando avanzado, ha avanzado que los cálculos provisionales apuntan a que el área afectada ronda las 400 hectáreas, más de 300 de superficie forestal y en torno a las 150 hectáreas superficie arbolada, principalmente de pino, a lo que ha añadido que la mitad de esa superficie forestal puede estar dentro del territorio del Parque Nacional.

 

Dicho esto, ha informado de que el pinar de Valsaín, "la joya de la corona" del Parque Nacional, no ha resultado afectado. El consejero ha aclarado que no se trata de un gran incendio ya que su afectación no alcanza las 500 hectáreas calcinadas si bien ha hecho hincapié en el "valor sentimental" que ha supuesto para el pueblo de Segovia y para toda Castilla y León.

 

Suárez Quiñones ha confirmado que las investigaciones que hay en marcha apuntan a que ha sido la mano del hombre la que ha provocado este incendio y ahora las actuaciones se centran ahora en esclarecer si se ha tratado de una actuación imprudente o intencionada. En cualquier caso, ha continuado el consejero, se trata de una actuación "intolerable" y fruto de una responsabilidad penal que la Justicia va a dar si se logra identificar a los autores.

 

Por otro lado, ha apelado a la preocupación que "deben" tener las administraciones a partir de ahora con las lluvias próximas, sobre todo en otoño, ya que pueden causar una erosión que dañe a los acuíferos y corrientes de agua de la zona y al propio terreno. El consejero ha aprovechado para agradecer a las mujeres y hombres que han participado en el operativo ya que "lo dan todo cada día" con el objetivo de proteger a las personas.

 

Por último, ha agradecido la cobertura de los medios de comunicación que, según ha significado, han sido portavoces de una "reflexión final", que como ha explicado el consejero es "una salvajada", producto de "mentes enfermas" que han puesto en peligro a la población de La Granja, así como los jardines de Palacio o el pinar de Valsaín, por lo que ha insistido en la necesidad de reflexionar para que se haga un uso adecuado de los espacios naturales.