El incendio de Villalcampo quema más de 330 hectáreas en el parque de Arribes del Duero

El primer gran fuego del verano, originado en Villalcampo el viernes pasado, se salda con más de 300 hectáreas quemadas entre arbolado, matorral y pasto.

El incendio declarado el pasado viernes en Villalcampo se ha confirmado como el más importante de lo que llevamos de verano, y próximo a ser considerado como un fuego de gran embergadura. Así lo atestigua el hecho de que haya quemado más de 330 hectáreas entre arbolado, matorral y pastos, sumando sus tres primeros días y su reproducción el lunes por la tarde.

 

Según el parte de la Junta de Castilla y León, el fuego declarado en el parque de los Arribes del Duero el pasado viernes ha quemado 7 hectáreas de arbolado, 265 de matorral y 51 de pasto, a los que hay que sumar otras 8 hectáreas de matorral en su reproducción. En tota, 331 hectáreas, una factura considerable.

 

El año pasado, el incendio originado a finales de agosto en Villardiegua quemó más de 2.700 hectáreas en cinco días y obligó a decretar el nivel 2 y a evacuar una localidad.

Noticias relacionadas