El jugador del Caja Rural de Zamora Roberto Cubero vuelve de Gijón escayolado y con posible fractura de maléolo

Roberto Cubero

Mala racha para el equipo zamorano, que trajo lesionados de Gijón también a Kilian Riverol y Aleix Pujadas.

Continúa la racha de mala suerte para el Caja Rural de Zamora que no levanta cabeza ni en cuanto a resultados ni en cuanto a lesiones se refiere.

 

El equipo está realizando buenos partidos pero no termina de culminar su trabajo debido en gran medida a esos minutos aciagos que tiene en cada choque y que le condenan a la derrota. La moral se resiente al ver que se compite de tú a tú con todos los rivales pero que al final la victoria se escapa entre los dedos.

 

La enfermería cada vez está más repleta y los problemas se acrecientan: Juanma Robles continua sin poder contar en las convocatorias y se acerca ya a los tres meses de baja. Xabi Zubeldia visitará esta semana al traumatólogo par ver la evolución de su dolencia. A ambos se unen ahora la lesión de Roberto Cubero, que volvió de Gijón escayolado y con posible fractura de maléolo, a falta de las pruebas que se le practicarán y que determinarán con certeza el grado de su lesión y el tiempo estimado de baja. Kilian Riverol con el dedo meñique inmovilizado debido a la subluxación que se produjo durante el partido y a la espera de confirmar si hay o no algún tipo de fisura. Por otro lado, Aleix Pujadas tuvo que ser atendido durante el duelo contra los asturianos y aunque pudo terminar el mismo sufre un fuerte esguince que le impide caminar.

 

Con este desolador panorama se tiene que afrontar la semana previa al duelo contra el Ucoga Chantada, actual segundo clasificado y uno de los equipos más duros de la competición.