El Madrid se aúpa al liderato tras derrotar al Barça en el clásico (2-1)
Cyl dots mini

El Madrid se aúpa al liderato tras derrotar al Barça en el clásico (2-1)

Benzema celebra el primer gol del Real Madrid en su duelo ante el Barcelona.
Ver album

El conjunto de Zidane fue un puñal en la primera parte con sus rápidas salidas y aguantó a un rival que nunca perdió la cara al derbi.

REAL MADRID: Courtois; Lucas (Odriozola, min.43), Militao, Nacho, Mendy; Casemiro, Valverde (Asensio, min.61), Modric, Kroos (Isco, min.73); Vinicius (Marcelo, min.73) y Benzema (Mariano, min.73).

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Dest (Griezmann, min.46), Araújo (Ilaix Moriba, min.72), Lenglet, Mingueza, Alba; Busquets (Sergi Roberto, min.64), Pedri (Trincao, min.81), De Jong; Messi y Dembélé (Braithwaite, min.81).

 

GOLES

 

1 - 0, min.14, Benzema.

2 - 0, min.28, Kroos.

2 - 1, min.60, Mingueza.

 

ÁRBITRO: Gil Manzano (C.Extremeño). Amonestó a Nacho (min.69) y Casemiro (min.89) por parte del Madrid. Y a Pedri (min.23), Araújo (min.26) y Alba (min.84) en el Barça. Expulsó a Casemiro (min.90).

 

ESTADIO: Alfredo Di Stéfano.

La Liga tiene nuevo líder. El Real Madrid dormirá en la primera posición de la clasificación tras anotarse un derbi muy atractivo, disputado, en el que supo aprovechar su momento en la primera mitad para anotar los dos goles que le dieron el triunfo final e hicieron imposible la remontada azulgrana.

 

A la carrera y con una efectividad del 100% el Madrid se puso el Clásico bien de cara en media hora. La sensación de peligro la tenía el Barça, que encontraba zonas donde combinar el talento de Pedri, De Jong, Messi y Dembélé, pero la realidad fue la que puso a los blancos 2-0, en dos ocasiones, o más bien un golazo y una carambola.

 

Los de Koeman no se habían enterado del argumento de la película cuando de repente se vieron con el objetivo liguero en alerta roja. Benzema había avisado con un par de arrancadas, pero la letal fue la de Valverde, para abrir a Lucas Vázquez y que este centrara al francés. Benzema tiró de clase y de tacón hizo el 1-0 en el 14'.

 

En otra carrera de Vinicius, el brasileño forzó la falta en el borde del área que convirtió Kroos en el 2-0, después de pegar en Dest, que se dio la vuelta, y en Alba bajo palos. La pegada del Madrid puso la primera piedra y la defensa, sin el que parecía vital como Sergio Ramos, hizo el resto hasta el último suspiro.

 

El Barça no funcionó mal, tuvo sus ocasiones, pero siempre apareció un pie o pierna, un rival cortando pase o disparo. La presión inicial que ambos equipos propusieron fue mejor en los visitantes, con más balón y esa buena búsqueda del espacio libre. Messi y Dembélé tuvieron tiempo para pensar y no lo aprovecharon.

 

Courtois cortó un pase de la muerte de Alba que esperaba el francés y tras otra buena jugada de Messi tampoco llegó el galo de cabeza. Cada pérdida o ataque no terminado se convirtió en una contra del Madrid, con el 3-0 en un balón al poste de Valverde y en el rechace posterior de Lucas Vázquez que salvó Ter Stegen en el suelo. El lateral se lesionó antes del descanso.

 

IDA Y VUELTA BAJO EL DILUVIO

 

Fue la nota negativa para los de Zidane, con Messi a punto del gol olímpico, al palo, y en otro remate tapado por Courtois. El Madrid se sustentó en Militao y Nacho, en una solidez defensiva que no tiene el Barça desde hace muchísimo, y mató a la carrera. Los de Koeman reaccionaron como no podía ser de otra forma y encontraron fe en el minuto 60 gracias a Mingueza y la internada de Alba.

 

El lateral se animó como no había hecho y Griezmann, que entró por un Dest negado tras el parón por selecciones, dio también más recursos. El Madrid perdió gasolina en su amenaza y de hecho Zidane terminó haciendo cuatro cambios con urgencia, tras el esfuerzo ante el Liverpool y el pendiente el miércoles en Anfield.

 

Por momentos y bajo una lluvia torrencial, el Clásico se convirtió en una ida y vuelta, con Kroos perdonando una muy clara. Messi y Alba se asociaron pero faltó un nuevo remate como el que tuvo que inventar Mingueza. Tampoco el argentino de falta directa estuvo acertado y el reloj se consumió con la expulsión de Casemiro por dos amarillas y un balón al larguero de Ilaix Moriba en la victoria de un Madrid que pasa al Barça como candidato.

Noticias relacionadas