El marca su primer aumento en seis meses en Zamora con el final del verano

Empleo

El mes de septiembre marca el primer aumento del paro en seis meses en Zamora, aunque la cifra está casi 2.000 parados por debajo de la de comienzo de año.

El final del verano ha supuesto un nuevo aumento del paro en Zamora, donde hacía seis meses que la cifra de los inscritos en el Ecyl había ido reduciéndose, con datos especialmente positivos en junio, julio y agosto. El fin de la temporada turística se ha notado y la provincia sigue la tónica del resto del país, donde el paro ha subido con energía en septiembre.

 

Según los datos del Ecyl, a finales de septiembre había 12.448 zamoranos inscritos como parados en las oficinas de empleo. Son sólo 56 más que en el mes de agosto, cuando la cifra bajó; en el cómputo anual, hay 1.103 parados menos que en septiembre del año pasado. El número de parados aumentó con fuerza en el sector servicios, el que agrupa los empleos en hostelería, comercio y turismo; también subió en construcción y ha bajado, pero no lo suficiente, en industria y agricultura.

 

El efecto del verano se puede dar por terminado, aunque de momento el ejercicio está siendo positivo. El año 2017 empezó bastante mal con aumentos del paro hasta el primer dato positivo en marzo. En mayo había cerca de 13.700 parados en Zamora y tras el verano la cifra era sensiblemente mejor, 12.392, tras los datos positivos de junio, julio y agosto. La mejoría del paro es patente y aprovechó el tirón de agosto, pero todavía no termina de despegar. Zamora terminó 2016 con 14.419 parados y esa cifra está ya 2.000 desempleados por debajo.

 

La afiliación se ha mantenido casi estable, con 58.923 trabajadores de alta y cotizando en la Seguridad Social: son once menos que el mes pasado y mil más que hace un año. El número de contratos ha subido, con más de 6.500 realizados, aunque poco más de 300 fueron indefinidos: en el conjunto del año este tipo de contratos no llega al 6% del total.

 

En el lado negativo, de nuevo las prestaciones. La media es de 752 euros y el Estado gasta algo más de 4 millones de euros al mes en pagarlas, pero sólo 5.582 parados tienen derecho a alguna prestación: ni el 40% de los más de 12.000 parados.

Noticias relacionadas