El mejor año de fuegos en España coincide con la cifra más baja y la ausencia de siniestros graves en Zamora

La cifra de incendios forestales ocurridos en 2014 fue de 9.754, la más baja de los últimos diez años. Zamora ha contribuído con su mejor campaña en años: sin incendios de grandes dimensiones ni incidentes en Sanabria, una de las zonas más afectadas.

El 42,85 por ciento de los incendios forestales registrados en 2014 se produjeron en las Comunidades Autónomas del noroeste del país, en concreto en Cantabria, País Vasco, Asturias y Galicia, así como en las provincias castellanoleonesas de León y Zamora, según el balance definitivo de incendios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

 

La provincia está encuadrada en la zona más conflictiva ya que año tras año está entre las protagonistas de los incendios forestales. Sin embargo, durante 2014 su protagonismo ha sido menor. Según los datos facilitados por la Junta de Castilla y León, al término de la temporada de máximo riesgo (septiembre), las provincias del oeste de la Comunidad eran las más conflictivas en materia de incendios forestales: León concentraba casi una cuarta parte del total, el 24 por ciento, con 316 incendios, seguida de Salamanca (15 por ciento) y Zamora (14% y 187 incendios).

 

Además, la provincia leonesa sufrió la quema del 34 por ciento de la superficie forestal quemada en la Comunidad (1.552 hectáreas), seguida de Burgos (21 por ciento) y Zamora (20%, 879 hectáreas). Y los meses posteriores al cierre de la campaña de alto riesgo no han registrado un número significativo de siniestros, con lo que a falta del dato definitivo del año completo se puede considerar 2014 un año bueno en esta materia.

 

En la campaña ha sido fundamental que Sanabria, una comarca con gran incidencia de incendios forestales, no ha protagonizado prácticamente ningún fuego, algo poco frecuente. La clave es que es allí donde se suelen producir los de más importancia, inexistentes este 2014 en lo que ha sido una de las mejores campañas que se recuerdan. Solo decir que de los 187 fuegos registrados hasta el 1 de octubre, 105 fueron conatos; y que la superficie quemada es siete veces inferior: 879,76 hectáreas entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de este año por las 5.360 del mismo período del año pasado.

 

En los últimos años localidades como Trabazos, Galende, Hermisende, Pedralba de la Pradería, Pías, Porto, Lubián, la propia Puebla de Sanabria... han acumulado gran número de incendios y muchos de ellos de grandes dimensiones. Según los datos de un informe con cifras del Ministerio, el espacio natural del Parque de Sanabria ha registrado 175 incendios que han quemado 15.000 hectáreas. Hermisende o Pedralba fueron escenario de incendios de más de 2.000 hectáreas cada uno.

 

 

BUEN AÑO EN ESPAÑA

 

A nivel nacional, el fuego ha arrasado un total de 46.818 hectáreas de superficie a lo largo de 2014, un 31,86 por ciento menos que el año anterior y un 149% menos que la media del decenio. Estos datos convierten a 2014 en el año con mejores resultados del decenio en materia de incendios forestales, por delante de 2008, 2010 y 2013.

 

Así, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2014 se produjeron 9.754 incendios, que también es la cifra más baja de siniestros entre 2004 y 2014. Esto son 1.043 sucesos menos que en 2013, (un 10,69% menos), que hasta ahora era el año con menos fuegos del decenio y 5.874 incendios menos (el 37,26%)que la media del decenio. De estos, el 69,12 por ciento (6.741) fueron conatos, de menos de una hectárea y 3.013 fueron incendios de más de una hectárea, entre los que figuran 7 grandes incendios que superaron el umbral de 500 hectáreas arrasadas y que suponen el 0'24 por ciento de los fuegos.

 

 

Estas cifras continúan en la línea descendente recuperada en 2013, después del repunte de 2012, el peor daño de este decenio, en el que ardieron 216.900 hectáreas, casi el doble de la media del periodo (117.034 hectáreas) y 4'63 veces más que en 2014.

 

Por tipo de vegetación, fueron pasto de las llamas un total de 29.342 hectáreas de matorral y monte abierto y 11.300 hectáreas de superficie arbolada, que suman 40.642 hectáreas. Las 6.175 restantes eran de superficie forestal.

 

 

MÁS DEL 42% DE LOS FUEGOS EN EL NOROESTE

 

En total, la superficie nacional afectada representó en 2014 el 0,170 por ciento, frente a una media del 0,425 por ciento del territorio. Por ámbito geográfico, el 42,85 por ciento de los siniestros se produjeron en el noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, así como las provincias de León y Zamora); el 36,04 por ciento en las comunidades interiores (comprende las provincias del resto de Comunidades no costeras, excepto León y Zamora), el 20,46 por ciento en el Mediterráneo, incluyendo sus provincias interiores, y un 0,66% en Canarias.

 

En cuanto a la superficie forestal, el 46,25 por ciento ardió en el noroeste; el 29,86 por ciento en las comunidades interiores; el 23,81 por ciento en el Mediterráneo y el 0,08 por ciento, en Canarias. Mientras, el 52,45 por ciento de la superficie arbolada se quemó en las comunidades interiores; el 26,82 por ciento en el Mediterráneo; el 20,70 por ciento en el noroeste y el 0,03 por ciento en Canarias.

 

En un ranking del decenio, 2014 se sitúa a la cabeza, con la menor superficie afectada, 46.818 hectáreas (ha), y le siguen 2008 (50.322 ha); 2010 (54.769 ha); 2013 (61.737 has); 2007 (86.122 has). Estos años están por debajo de las 100.000 hectáreas arrasadas. Sin embargo, el salto entre 2007 y el siguiente año por hectáreas quemadas es de 16.039 hectáreas más, las que se quemaron en 2011 (102.161 has). También se sitúan por encima de esa cifra los años 2009 (120.094 has); 2004 (134.192 has); 2006 (155.344 has); 2005 (188.697 has) y, por último, 2012, que es el peor año, con 216.900 has quemadas, un 14,94 por ciento más que 2005 y un 78,41  por ciento más que en 2014.

 

 

GRANDES INCENDIOS

 

Respecto a los grandes incendios (GIF), que representaron en 2014 el 0,24 por ciento del total pero que superan la barrera de las 500 hectáreas, el pasado ejercicio se cerró con siete fuegos de esa tipología, cuatro veces menos que la media del decenio (28 GIF). En este caso, el mejor año entre 2004 y 2014 fue 2008, cuando hubo 6 grades fuegos. Por encima de 2014 están 2010 (11 GIF); 2007 (16 GIF); 2013 (17 GIF) --diez más que en el ejercicio que se analiza--;2004 (20 GIF); 2011 (24 GIF);2009 (35 GIF)2012 (41 GIF). Especialmente virulentos en cuanto a grandes fuegos resultaron 2005 y 2006, con 48 y 58 GIF respectivamente.

Hidroavión apagando un incendio