El mercadillo estrena su nueva ubicación en una 'nueva' calle junto a la tapia de las Claras

Aspecto del alto de los Curas tras la celebración del mercadillo de los martes.

El próximo martes entrará en vigor la nueva ubicación de puestos del Mercadillo semanal.

A partir del próximo martes entrará en vigor la nueva ubicación de espacios del Mercadillo semanal, con el traslado del centenar de puestos que se asentaban en un tramo de las calles de Burgos y Alto de los Curas hacia el nuevo camino asfaltado de "Bodega del Torrao". De esta forma se da cumplimiento a las peticiones vecinales y se palían los problemas de acceso a las nuevas viviendas que se están construyendo en la calle del Alto de los Curas. El cambio lleva meses anunciado y ha necesitado de un tortuoso proceso por los permisos, el proyecto y la ejecución del asfaltado.

 

Para solventar esta situación el Ayuntamiento llevó a cabo recientemente el asfaltado del conocido como "camino Bodega del Torrao", que transcurre paralelo a la tapia trasera del convento de las Claras, entre la calle de Antón de Centenera y el camino de las Llamas. Un espacio que una vez señalizado convenientemente por los servicios municipales, permite acoger los puesto  que cambian de ubicación; al tiempo que se habilita una nueva entrada de acceso al Mercadillo por la calle de Antón de Centenera y la nueva pasarela de Adif, lo que lo acerca a la zona de la estación del Ferrocarril, que en tiempos fue el asentamiento que cosechó el mayor consenso entre usuarios y comerciantes.

 

En este nuevo emplazamiento se asentarán los puestos a ambos lados del vial en el tramo situado junto a la tapia del convento, mientras que en resto del camino éstos se ubicarán solamente en el lado izquierdo debido su mayor estrechez y para facilitar el tránsito de las personas. En resto de los puestos permanecen en sus actuales ubicaciones de la prolongación del Alto de los Curas y el camino de las Llamas.

 

El Mercadillo semanal está integrado en estos momentos por un total de 211 puestos con una superficie estándar de 12,5 metros cuadrados (5X2,5), de los 248 como máximo que permite la Ordenanza Municipal, y se celebra los martes en horario de 9,30 a 14,00 horas en los meses de invierno y de 9,00 a 14,00 horas en verano, realizándose el montaje a partir de las 7,00 de la mañana y finalizando el desmontaje a las 15,00 horas. Ocho de los puestos están destinados para productos de alimentación, de los cuales solamente están ocupados dos, y tres de ellos podrían dedicarse a la venta de plantas y semillas, sin que se esté comercializando en estos momentos este tipo de productos.

 

El propósito del Ayuntamiento respecto al Mercadillo siempre ha sido el de conjugar y defender el interés general de los usuarios, con el de los comerciantes y los vecinos, y es precisamente a estos objetivos a los que responde esta reordenación y la nueva Ordenanza reguladora publicada recientemente, según ha puesto de manifiesto el concejal de Comercio, Christoph Strieder.