El mercadillo tendrá que irse del alto de los curas tras una sentencia a favor de los vecinos

El Ayuntamiento anuncia un cambio de ubicación aunque dice que la sentencia advierte sobre la carencia de Ordenanza Municipal pero no cuestiona su emplazamiento.

Una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Zamora sobre el Mercadillo semanal a raíz de una demanda interpuesta por la comunidad de propietarios de la calle Miguel de Unamuno obligará al Ayuntamiento de Zamora a tomar una decisión sobre el mercadillo, que vive envuelto en la polémica desde el cambio de ubicación decidido por el actual equipo de Gobierno.

 

El alcalde asegura que la sentencia no cuestiona su ubicación, si bien estima la parte de la demanda relativa a la carencia de una Ordenanza Municipal reguladora, y tampoco entra en consideración sobre la habilitación ambiental del lugar. Ante el fallo judicial que "en principio no se recurrirá", el alcalde considera que "el mercadillo semanal sigue siendo válido en su ubicación actual y el lugar elegido por el Equipo de Gobierno es correcto".

 

No obstante Francisco Guarido ha anunciado que en los próximos días se convocará una Comisión extraordinaria con el fin de desbloquear la aprobación de la Ordenanza, en la que se propondrá una modificación de la actual ubicación, habilitando y acondicionado para la instalación de puestos el tramo de camino existente entre la calle de Miguel de Unamuno y la calle de Antón de Centenera, paralelo a la tapia del convento de la Claras.

 

Por su parte el concejal de Comercio justificó la elaboración en su día de unas Bases Reguladoras provisionales para el traslado del mercadillo desde su antigua ubicación en Ifeza mientras se redactaba la nueva Ordenanza, ya que el proceso podía durante entre 7 y 8 meses debido a los nuevos requisitos administrativos; sin embargo, como se recordará, la Ordenanza fue rechazada por todos los grupos municipales en el pleno municipal del pasado mes de julio, con el único respaldo de los concejales de Izquierda Unida "pero sin que se presentarán propuestas alternativas".

 

Ante este hecho y con el fin de desbloquear la situación el alcalde conminó al resto de los grupos municipales a proponer una ubicación alternativa con el compromiso de que si dicha propuesta contara con un respaldo mayor que la actual "desde el grupo de Izquierda Unida no nos opondremos". Tanto el alcalde como el concejal de Comercio hicieron un llamamiento a la responsabilidad de los grupos municipales para desbloquear una situación que afecta a "más de 200 trabajadores zamoranos que viven de la venta ambulante, así como a los muchos ciudadanos que habitualmente acuden al mercadillo semanal".

 

Strieder aseguro no obstante que, en consecuencia con el fallo judicial, el mercadillo seguirá celebrándose los martes y también el próximo martes, día 1 de mayo, a pesar de ser festivo.