El MMT Seguros busca la salvación con un reto a la altura de su historial de gestas

Celebración tras el gol decisivo de Jortos que le dio la primera victoria en casa en Asobal.

El Balonmano Zamora se juega la permanencia en el último partido de la temporada, ante Granollers y sin depender de sí mismo: necesita que Cuenca empate o pierda. Los 'guerreros de Viriato' saldrán a por todas ante su afición para apurar todas sus posibilidades.

En el último partido, ante su afición, contra un grande del balonmano, con un ojo en la pista y otro a 400 kilómetros, en Cuenca. Estas son las circunstancias en las que el MMT Seguros se va a jugar el premio de continuar, una temporada más, disfrutando de las mieles de Asobal. Un premio a la altura del reto que es, también, muy del gusto de los 'guerreros de Viriato': no es la primera vez que convierten un imposible en gesta. La cita, a las 16.15 horas en el Ángel Nieto, horario unificado.

 

La que se le presenta este sábado supone jugarse en 60 minutos la ilusión de seguir en Asobal. Ni el club ni mucho menos el proyecto dependen de la categoría en la que se juega, pero prolongar el sueño y ganarse una temporada más en la élite es algo que nadie desdeña. El entrenador del MMT Seguros, Edu García Valiente, lo tiene muy claro: "El equipo se va a agarrar lo más fuerte que pueda a esta última oportunidad". Hará falta porque conseguirlo exige de muchos condicionantes.

 

De entrada, el MMT Seguros tiene que ganar a todo un BM Granollers. Ya no se juega nada porque la semana pasada el Barça le dejó sin opciones de Champions, pero se trata de un tercer clasificado de la Liga con todo el potencial que eso supone. Al menos, el historial del Balonmano Zamora con los catalanes no es malo: se perdió en Copa en el Ángel Nieto, pero en el Palau D'Esports los zamoranos lograron, en el último partido de la primera vuelta, una victoria de las que hacen historia.

 

En todo caso, no será fácil porque se trata de un equipo con un gran potencial, con lanzadores tremendos y una altura muy superior. Hará falta la mejor versión de los zamoranos, algo parecido a lo visto ante Gijón en la última victoria en casa y también en Guadalajara hasta la descalificación de Octavio. El central ha 'penado' toda la semana aquella decisión de los árbitros, como el resto del equipo ha sufrido con la derrota y la situación que provocaba, pero le han ido dando la vuelta. Se puede contar con un gran partido de Salinas, que no seguirá en Zamora, y de jugadores tan en forma como Isma y Jortos. Pero hace falta algo que no estará en la pista del Ángel Nieto.

 

Las opciones de permanencia pasan por el resultado del Cuenca-Cangas. Los zamoranos se salvan en tres de las nuevo combinaciones posibles: resumiendo, logran la permanencia si ganan o empatan y Cuenca empata o pierde, solo así. El equipo gallego es una de las revelaciones de la temporada, pero ya no se juega nada porque terminará quinto de todas todas. Y el Balonmano Zamora está, en parte, en sus manos. "Vamos a confiar plenamente en Cangas. Es un equipo muy similar a nosotros y no me cabe duda de que van a salir a muerte", ha dicho García Valiente. Y que Zamora siga un año más en Asobal depende, en parte, de que los gallegos le arranquen, al menos, un punto a los locales que llegan en buena racha y con la salvación de cara.

 

En todo caso, el MMT tiene que hacer primero sus 'deberes' en casa y ante su fiel afición. El último partido de una temporada histórica, que ha convertido el Ángel Nieto en uno de los mejores escenarios en alfuencia de público y ambiente de todo el balonmano nacional bien merece un lleno más. Un factor importante para ir a por una victoria que se antoja tan difícil como el reto final de la permanencia. Sin duda, una tarde más de pasión por el balonmano en Zamora.

Noticias relacionadas