El MMT Seguros consuma el descenso: la ilusión vuelve a empezar

Los jugadores se despiden de la afición tras la derrota ante Granollers. Foto: F. Oliva
Ver album

El MMT Seguros cae derrotado ante el poderoso Granollers y no logra apurar sus opciones de lograr la permanencia. Rival y afición despiden con una gran ovación a un equipo que piensa desde ya en la próxima temporada en Plata y en volver a disfrutar de un ascenso a Asobal.

Pocas veces en deporte una derrota, siempre un trago amargo, deja el poso de orgullo que se ha hecho patente este sábado en el pabellón Ángel Nieto. Y menos si significa la pérdida de una categoría, la máxima, algo de lo que ningún deportistas de élite que se precie quiere alejarse. Ejemplos los hay próximos: el que más, el descenso la semana pasada del Zamora CF a Tercera, que le puede costar la existencia a un club y que se produjo en silencio, todo un signo de cierta indiferencia. Muy diferente a lo vivido por el Balonmano Zamora.

 

Tras perder ante el BM Granollers, los 'pistacho' consumaban su descenso y la próxima temporada no jugarán en Asobal. La tarea era realmente difícil: había que ganar al tercero de la clasificación, un equipo con un presupuesto muchas veces superior al del Balonmano Zamora, y que Cuenca no ganara en casa ante un equipo más mundano como Cangas (gran temporada) que no se jugaba nada. No pudo ser, pero nadie puede decir que no mereció la pena. Porque un minuto antes de acabar los 60 de juego todo el pabellón se puso en pie para dedicar una cerrada ovación a los 'guerreros de Viriato' que duró muchos minutos y a la que se sumaron los jugadores del Granollers.

 

En la pista, un equipo orgulloso, limitado pero digno, que sin ir más lejos ha sido capaz de ganarle al propio Granollers en su pista y que ha sumado 19 puntos. Todo con una plantilla que, básicamente, era la de Plata con un solo fichaje, que ha sufrido lesiones como la de Salinas, Octavio, Guille o Posado que le han mermado, pero que ha sabido competir. Y que a pesar de todo, quería ganar porque tiene el gen competitivo y que no se quería detener siquiera ante un imposible más que razonado. A los de Edu García Valiente no se les ha escuchado una excusa en toda la temporada y tampoco se ha oído hoy. Sabían que era difícil, y aún así lo han tenido en su mano: dos puntos les han separado, dos empates que se escaparon en casa, entre otros, ante el equipo que les ha empujado al descenso.

 

Al descenso, pero no al abismo. Qué diferencia con el Zamora CF. El club se ha hartado a decir que el proyecto está muy por encima del primer equipo, importante, pieza básica del engranaje, pero no más que otras cosas: cantera, apoyo social, afición en la pista, sentimiento de balonmano en las calles de Zamora. El propio presidente lo ha confirmado: el proyecto no se mueve ni un centímetro, a pensar en la próxima temporada, en retocar la plantilla y a por el ascenso de nuevo. Con una sonrisa en la boca, de agradecimiento por lo vivido, y lo que queda por disfrutar.

 

Con todo, nada podía atenuar el disgusto de todos. Los más tocados, Octavio (el genial central de los 'Viriatos' que sigue dos años más), Camino, Jortos... en realidad, casi todos, unos más a la vista, otros por dentro. Y el salmantino García Valiente, que explotó de rabia en la sala de prensa porque no entendía que un equipo que se lo ha dejado todo no pudiera tener el premio de una justicia poética de última hora. Justicia merecida porque el balonmano ha calado en Zamora tanto que no parece fácil que un simple descenso lo vaya a frenar.

 

Con un pabellón lleno todos los partidos, hitos como la visita del Barça (Karabatic alucinó con el ambiente y se portó como la figura que es, firmando todos los autógrafos y haciéndose todas las fotos que le pidieron), el partido de Copa, aquella primera victoria en Asobal en casa con un gol de Jortos sobre la bocina... el balonmano se va a quedar muchos años en Zamora. Su afición lo demanda, y no sería de extrañar que el descenso se viera compensado con un premio Asobal a la afición revelación de la temporada. Mientras llega, ya se piensa en conocer calendario y rivales de plata, en la pretemporada que arrancará el 1 de agosto, en el torneo de Tábara, en volver a disfrutar, en el próximo ascenso... la ilusión vuelve a empezar.

Noticias relacionadas