El MMT Seguros empieza la Liga derrotando a uno de los aspirantes al ascenso

Jortos, lanzando a portería.
Ver album

El MMT Seguros se impone 23-21 al Teucro, recién descendido de Asobal. Leo Maciel, imperial en la portería, la defensa y un gran Jortos en ataque le dan la victoria.

El Balonmano Zamora se ha anotado su primera victoria de la temporada por 23-21 ante uno de los favoritos al ascenso, el Teucro que el año pasado estaba en Asobal. La victoria se ha cimentado en un enorme Leo Maciel en la portería, una gran defensa y un Jortos muy acertado en ataque. El meta argentino ha estado inmenso y se ha convertido en una pesadilla para los jugadores del conjunto gallego a los que ha parado lanzamientos desde todas las posiciones, gustos y colores: 34% de efectividad, once paradas de 32 lanzamientos.

 

Sobre esa base corrigó el MMT Seguros un arranque un poco dubitativo. Como siempre, fue al ajustar el trabajo defensivo cuando el Balonmano Zamora empezó a carburar. Leo ya había empezado su recital en la portería, y cuando hubo buen trabajo atrás sólo faltó que Mouriño y Jortos acertaran en ataque.  Eso sirvió para ponerse 7-6 a los 16 minutos y dejar atrás a un Teucro que había estado por delante siempre acertando en su táctica de jugar sin portero y meter siete jugadores en ataque.

 

A partir de ahí, el Zamora tuvo sus mejores minutos. Las paradas de Leo Maciel catapultaban inmediatamente al equipo a la contra con largos pases a las salidas de Rodri y Ceballos. Y en ataque posicional Jortos tuvo el día muy inspirado y le encontró el punto a los centrales rivales. Eso bastó para irse 13-9 al descanso y para ampliarla en la reanudación.

 

Teucro apretó las tuercas, pero Maciel ha mantenido al equipo con una defensa fuerte y el buen hacer en ataque de Mouriño y Jortos. Suficiente para llegar al final del partido tranquilos y anotarse los dos primeros puntos de la temporada.