El MMT Seguros recurre a la garra para lograr un triunfo agónico

El MMT Seguros se impone (27-26) a Torrelavega en un partido disputadísimo que se decidió en los últimos 30 segundos con un penalti que marcó Jortos. El Balonmano Zamora alcanza al Barça B en la segunda posición.

El MMT Seguros se ha llevado un partido disputadísimo que se ha decidido en un último minuto de infarto. El premio, dos puntos de oro ante un rival mucho más complicado de lo que dice su posición en la tabla y la satisfacción de ver cómo la capacidad de lucha, la garra y la entrega del Balonmano Zamora son todavía argumentos importantes para disputar esta Liga.

 

La parte decisiva del partido se ha reducido al último minuto, pero es que para llegar ahí antes se ha librado una tremenda batalla. Cierta permisividad de los árbitros con los empujones, los agarrones y el juego duro en general le han complicado la vida al MMT en ataque, al tiempo que sufría a un Torrelavega inspiradísimo de cara a portería, especialmente acertados sus lanzadores, que las han metido de todas las formas y maneras. Nadie ha sido capaz de romper el partido, aunque cada cual tuvo sus opciones.

 

Pero el partido llegó sin resolver al último minuto. Antes, Octavio tomó la responsabilidad en los últimos minutos con dos goles a los que se sumó otro desde su propia portería cuando los cántabros jugaban sin portero. No fue suficiente. Los dos goles de ventaja fueron neutralizados a 45 segundos del final con un tanto de Eduardo Fernández. Tiempo muerto de García Valiente y a jugar 33 segundos de infarto. Tras moverla, el balón llega a Guille que logra romper la barrera rival y fuerza un penalti por defensa interior en una gran acción.

 

Tiempo para los nervios más templados, esta vez, los de Jortos, al que Octavio cedió el penalti porque llevaba varios lanzados. El capitán se vio con confianza y logró el 27-26 que, a la postre, fue definitivo. Dos puntos más que permiten alcanzar al Barça B, que ha perdido, y empatar en la segunda posición.