El MMT Seguros se aferra a su estilo para lograr una victoria épica ante Juanfersa Gijón

El MMT Seguros recupera su estilo más guerrero y firma una remontada memorable (27-25) con la que deja casi definitivamente atrás sus peores momentos. El conjunto zamorano se rearma de cara al play off.

El MMT Seguros se ha reencontrado a sí mismo y ha firmado una gran victoria en su cancha por 27-25 ante un aspirante al ascenso, Juanfersa Comunicalia Gijón. El Balonmano Zamora ha firmado un final de su estilo, épico, en total comunión con su grada y con una demostración de casta que hace pensar que los 'guerreros de Viriato' están de vuelta tras su viaje a los infiernos a cuenta de la plaga de lesiones y una racha de malos resultados que queda atrás con esta segunda victoria consecutiva.

 

El MMT Seguros ha terminado esta tarde en el Ángel Nieto lo que empezó hace tres semanas en la segunda parte ante BM Nava y la última jornada ante La Roca, sólo que esta vez remató un trabajo que se había puesto de nuevo muy cuesta arriba. Otra vez una primera parte discreta puso en ventaja al Gijón, que acariciaba los puntos que necesita para meterse en el play off. El MMT estuvo otra vez fallón en ataque y no terminó de ajusta la defensa, y sólo los chilenos y Molina lograron que mantuviera el tipo.

 

Parecía que iba a repetirse lo ocurrido ante BM Nava, que una mala primera parta condenara al equipo a una nueva derrota. Pero esta vez el guión fue otro y se pareció más al propio del estilo de los 'pistacho', que hacía tiempo que no deparaban uno de esos finales de infarto que tanto le unen a su afición. El MMT Seguros fue otro en la segunda parte y un parcial de 5-1 le puso de nuevo dentro del partido, aunque todavía habría que remar mucho.

 

Cada vez que el Balonmano Zamora se ponía con posibilidades de ponerse a un gol, algo pasaba; un ataque no del todo fino, alguna pérdida de balón, algún tiro que el meta rival sacaba de manera asombrosa o los goles del rival lo impidieron. De hecho, el equipo logró igualar sólo a trece minutos del final y todavía tardó mucho en ponerse por delante. Tras un acoso inacabable, un 'pepino' de Molina puso al MMT por delante por primera vez a falta de 1'32"; el central, con la difícil tarea de suplir a Octavio, estuvo sobresaliente y dio la cara en su nuevo papel. 

 

Para entonces el equipo había hecho comunión con la grada y convertido su defensa en un muro infranqueable para el Gijón, que se quedó en nueve goles en la segunda parte incapaz de superar a un Leo Maciel enchufadísimo con la grada. El último tanto de Diego Reyes, con el que el chileno redondeó un gran partido y llevó el delirio a la afición del Ángel Nieto. Victoria que son más que dos puntos: son un cargamento de confianza que permite desear que llegue el play off para dar la cara al estilo Balonmano Zamora.

 

Noticias relacionadas