El MMT Seguros viaja a Galicia en busca de una nueva racha

El MMT Seguros retoma la Liga este sábado en Pontevedra ante el Cisne BM, uno de los últimos de la tabla. Sin confianzas, García Valiente recupera a Jortos y Reyes con el objetivo de iniciar otra buena racha tras la derrota con el Atlético Valladolid.

El MMT Seguros viaja este sábado a Pontevedra para jugar ante el Cisne BM y retomar el pulso de la competición liguera tras una semana de parón, y también para intentar poner en marcha una nueva racha victoriosa que tome el relevo de la que ha mantenido hasta que se cruzó en su camino el Atlético Valladolid. El equipo se mantiene en el grupo de cabeza, ahora liderado por los pucelanos tras su victoria ante los 'guerreros de Viriato' y la sorprendente derrota del Bidasoa en Palma del Río en la última jornada.

 

Los de Eduardo García Valiente han aprovechado el parón para cargar pilas y recuperar a algunos jugadores. Jortos, tocado desde el choque en Copa, se ha recuperado bien y el chileno Diego Reyes también está muy restablecido de sus problemas en el codo. Así que el técnico salmantino cuenta con todos los jugadores para este desplazamiento.

 

Para Edu Garcia Valiente después del parón siempre hay incertidumbre por saber cómo se va a encontrar el equipo. "Tenemos un reto importante ante un rival con muy buen lanzamiento exterior, y esto lo sufrimos en los últimos partidos. Es necesario mejorar la defensa en estas acciones", ha comentado. Las principales cualidades del rival es que son grandes, algo que siempre complica la vida a los zamoranos, y que pese a estar abajo en la clasificación (sólo han ganado un partido y empatado otro) tendrán muchas ganas de ganar.

 

El MMT Seguros debe seguir puntuando para mantener la comba con el Atlético Valladolid y el Bidasoa y que no se escape la posibilidad del ascenso directo. Y también debe recuperar sensaciones tras la derrota en cancha pucelana, donde los locales se destaparon definitivamente como uno de los equipos a seguir y, ahora mismo, el único que ha quedado invicto.