El MMT Seguros visita Benidorm con el objetivo de dar otro 'hachazo' fuera de casa

Iñaki y Reyes defienden al pivote Porras en el partido de ida.

El Balonmano Zamora abre la jornada de Asobal ante el otro equipo ascendido para esta tempoada y con el que protagonizó un gran arranque de Liga. Ahora Benidorm pelea por Europa y el MMT busca repetir los 'sustos' que da fuera de casa para sumar puntos.

El MMT Seguros abre esta tarde de Viernes Santo en Benidorm la vigésimo cuarta jornada de la Liga Asobal, otra prueba de fuego por la permanencia, una guerra sin cuartel que están librando media docena de equipos y que todas las semanas depara sorpresas. Esta es la 'sana' intención del Balonmano Zamora, que necesita los puntos tras la dura derrota ante Huesca para seguir apuntalando sus opciones de conservar la categoría. Y que ya ha demostrado que es cuando más difícil lo tiene cuando precisamente saca lo mejor de sí mismo: que se lo digan a Granollers, Anaitasuna o Puerto Sagunto, los últimos que han sufrido a un MMT con necesidades.

 

El conjunto zamorano sigue centrado en sumar como objetivo de cada partido y mantra con el que Eduardo García Valiente está llevando a este equipo hacia las jornadas decisivas. El triunfo en Sagunto y el logrado en Pamplona han dado la tranquilidad que se niega con los resultados en casa, pero los que se consiguen fuera suman igual. Con 17 puntos en su casillero, hay que estar pendiente de los dos equipos que tienen 16, Guadalajara (que juega en cancha del fuerte Puente Genil) y Cuenca, que recibe a Villa de Aranda, que tiene 20 puntos y está algo por encima de la lucha del MMT. Por delante, Huesca no se va a escapar: está igualado con los zamoranos, pero recibe al Barça.

 

En lo deportivo, el MMT mantiene las bajas de Luis Posado (para toda la temporada) y Salinas, que está en puertas de poder reincorporarse; de hecho, podría tener minutos ante Logroño y estar listo para Aranda. La inspiración de Octavio, el buen momento de Isma y Camino (más recuperado de su lesión en un dedo), la aportación cada vez mayor de Andrés en el pivote y el bloque son los mimbres para afrontar un partido en el que es vital recuperar el tino en el lanzamieto y el control del tiempo de juego.

 

Por su parte, el Benidorm ha ido creciendo desde que empezó la Liga como recién ascendido y sorpresa del comienzo de campeonato. Ahora su objetivo es engancharse a los puestos europeos. Fernando Latorre no podrá contar con los lesionados de larga duración Danil Chernov, Kike Martínez y Alejandro Cutanda; tampoco estará Víctor Recio por unas molestias en la rodilla, pero recupera a Óscar Río. El conjunto alicantino tiene entre sus mayores bazas a Cuartero, tercera máximo artillero de la competición, y con el pivote Gonzalo Porras, que le complicó mucho el partido a los 'viriatos' en la ida. Además, vuelve a jugar en su pabellón del Palau D’Esports L’Illa de Benidorm, que ha estado unas semanas clausurado por un brote de legionela en una piscina anexa.