El mundo de los belenes y la Navidad según Lego, apuestas del Etnográfico

Museo Etnográfico de Castilla y León.

El Museo Etnográfico de Castilla y León, en Zamora, inaugura este fin de semana su programación navideña con dos instalaciones temporales.

La Navidad llega al Museo Etnográfico de Castilla y León este fin de semana en forma de dos instalaciones temporales tituladas 'Una mirada etnográfica del Belén: tipos, oficios y costumbres en el siglo XIX' y 'El mundo LEGO en Navidad', que abren el ciclo de Navidad en el MECyL. Como en años anteriores, el MECyL celebra la Navidad con una exposición temporal dedicada al mundo de los Belenes y con una instalación más lúdica dedicada al público infantil y familiar.

 

De esta manera, este viernes, a las 12.00 horas se inaugurará la muestra 'Una mirada etnográfica del Belén: tipos, oficios y costumbres en el siglo XIX', exposición formada por piezas de la Colección nacimiento tradicional Peña Martín y comisariada por Ángel Peña Martín. El Belén en España, durante el siglo XIX y las primeras décadas del XX, fue un verdadero reflejo de del pueblo y de sus costumbres, puesto que los pastores de barro vestían igual que nuestros antepasados, realizaban las mismas faenas domésticas y desempeñaban idénticos oficios.

 

Gracias a este anacronismo, que hoy reviste un interés etnográfico de primer nivel, el Nacimiento no era algo frío y distante en el tiempo y en el espacio, sino que, al hacer tan próximo el relato, las familias se identificaban plenamente con lo representado, ya que se reflejaba su sistema de vida y su relación con el entorno, todo ello con sus atuendos y sus enseres.

 

Por otro lado, este sábado se abre al público la instalación 'El mundo LEGO en Navidad', con la colaboración de la Asociación Cultural de Aficionados a LEGO de España (ALE!). ALE! trae un mundo de imaginación construido pieza a pieza, donde las construcciones LEGO permitirán ver el mundo con ojos de niño. Para construir la exposición más de 20 aficionados a LEGO suman sus esfuerzos para unir varios cientos de miles de pequeñas piezas. El resultado se podrá ver en una muestra que está dirigida, tal como dicen algunas cajas de LEGO, a niños en la franja de edad de 0 a 99+.

 

Como complemento a esta instalación, la asociación impartirá varios talleres de construcción, con plazas limitadas mediante reserva, durante el montaje de la instalación para niños de 7 a 14 años.