El mural de la vieja fábrica de Harinas de ronda de la Feria se salva del derribo

El promotor del edifico de "La Harinera" conservará el azulejado histórico en la fachada del nuevo inmueble de viviendas. Ayuntamiento y propietario firmarán el correspondiente convenio para plasmar por escrito este compromiso.

El Ayuntamiento de Zamora ha otorgado este miércoles la licencia solicitada por el propietario del inmueble ubicado en la avenida de la Feria nº 22, para derribo del edificio conocido como "La Harinera". En conversaciones mantenidas entre el concejal de Urbanismo, Medioambiente y Obras, Romualdo Fernández, y el propietario actual del edificio, se ha llegado al compromiso de mantener, incrustado en la fachada exterior del nuevo inmueble a construir, el azulejado que actualmente se encuentra en un lateral.

 

Como se recordará este edificio no está incluido en el Catálogo de Edificios Protegidos y, en consecuencia, el propietario tiene pleno derecho a su derribo. En el año 2009 la Junta de Castilla y León recomendó su protección, cuestión que fue desechada por el gobierno del Partido Popular que en esas fechas se encontraba tramitando el nuevo Plan de Urbanismo, momento en el que se debió proceder a la protección del edificio. Algo que no se hizo en el momento oportuno y, por lo tanto, poco se puede hacer en estos momentos ya que el actual propietario compró el inmueble de buena fe y sin cargas de ningún tipo en su mantenimiento, por lo que su derribo es absolutamente legal en estos momentos y adecuado a la normativa urbanística. El Ayuntamiento anunció en su día que daría protección a un centenar de edificios pero que nada se podía hacer para salvar el de la harinera.

 

Por lo tanto el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento tiene su importancia y para ello se firmará el correspondiente Convenio con la propiedad para plasmar por escrito el compromiso. De hecho la conservación de esta parte del edificio ya se ha plasmado como prescripción en la licencia de derribo otorgada por el departamento de Urbanismo.

 

Como se recordará, el Foro Ciudadano había solicitado al Ayuntamiento que intentará llegar a un acuerdo con el propietario para conservar la fachada y que como mal menor se procurara proteger el azulejado, por tener un gran valor histórico artístico. En ambas cuestiones ha trabajado la Alcaldía y la Concejalía de Urbanismo, Medioambiente y Obras durante varios meses, llegándose finalmente a este compromiso.