Cyl dots mini

El Museo Catedralicio recupera dos cuadros atribuidos a Diego de Quirós

El Museo Catedralicio de Zamora volverá a tener en su colección dos cuadros, de pequeño formato y temática religiosa, que han sido atribuidos al pintor Diego de Quirós. Los responsables de la restauración han presentado este viernes las dos obras, totalmente reformadas, que han recuperado su color original.

El canónigo de la Catedral y responsable del área de Cultura, José Ángel Rivera de las Heras, ha subrayado que dichas obras están solo atribuidas a Quirós "y no documentadas" y ha fechado de finales del siglo XVI estos trabajos que representan el maltrato en el pretorio por los romanos a Jesucristo y la presentación de Pilatos también de Jesús al pueblo. "Diego de Quirós estuvo vinculado a Zamora desde 1572 hasta su fallecimiento, en 1606", ha señalado Rivera de las Heras, quien ha destacado como una de las obras más importantes de este autor en la provincia el retablo de la Virgen del Rosario, en la localidad de El Perdigón.

 

"Su calidad artística es palpable, con unas composiciones perfectas, un dibujo muy bueno y un color vibrante, que emana en cierto sentido una espiritualidad singular", ha valorado el canónigo sobre las dos obras restauradas, cuyos trabajos han durado cerca de cuatro meses.

 

Por su parte, la restauradora Patricia Granado ha reconocido que las obras, que seguramente eran parte de un mueble de sacristía o de un armario de devoción, situándolas en las puertas del mismo, estaban en unas malas condiciones debido a las humedades. "Tenían manchas blancas y barridos de color, lo que también ha influido en la marca de la pintura. La limpieza ha tenido que ser muy minuciosa, porque también se han encontrado manchas de grasa", ha explicado

 

Tras realizar un "sentado" de las pinturas, el proceso de restauración ha ayudado a descubrir "unos colores muy vivos y vibrantes", ha reconocido. Para conservarlos, se ha dado una capa de barniz de protección. El coordinador de la restauración, Bernardo Medina, ha añadido que las obras no se han remodelado por su parte trasera, "solo en el aspecto de limpieza y consolidación", ha indicado. También ha valorado el trabajo de su compañera. "Ha sido una restauración impecable y minuciosa, con una limpieza muy delicada", ha agradecido.

 

Después de estos trabajos, "se podrán volver a exhibir en el Museo Catedralicio con su colorido original, degradado con las capas de barnices que se le dieron a lo largo de los siglos", ha destacado. La restauración de estas piezas ha supuesto una inversión cercana a los 1.500 euros. "Gracias a los donativos de los feligreses, a las entradas de los visitantes y a la colaboración ciudadana el Cabildo puede continuar con esta labor de restauración y puesta en valor de sus tesoros", ha agradecido de las Heras para finalizar.