El Museo de la Naturaleza de El Barraco estará muy presente en Intur

El Barraco es uno de los municipios abulenses que estará presente en la Feria Internacional de Turismo de Interior, INTUR, en Valladolid. Su privilegiada situación geográfica le permite ofrecer al visitante un turismo de calidad basado en la naturaleza y la gastronomía. 

 

- El Ayuntamiento de El Barraco está gobernado por el popular José María Manso.

- La corporación está formada por nueve concejales de los que ocho son del PP y uno del PSOE. 

- El término municipal de El Barraco está situado al sureste de la provincia de Ávila, en la comarca natural del Valle del Alberche, en el repliegue de la Paramera, desde donde otea los pinares del Valle Iruelas, el Valle del Alberche y la Sierra de Gredos.

- Cuenta con varios núcleos de población, El Barraco, Arroyo de la Parra, Las Cruceras y La Rinconada del Valle, los tres últimos a orillas del embalse de El Burguillo.

- Tiene una superficie de 153,90 kilómetros cuadrados, siendo el cuarto en extensión de toda la provincia de Ávila.

- El casco urbano de El Barraco está situado a 1.007 metros de altitud y tiene una población de 1.886 habitantes.

 

De la mano de la Diputación de ÁvilaEl Barraco estará presente en esta feria de turismo para mostrar sus atractivos a cuantos visitantes se desplacen hasta la Feria Internacional de Turismo de Interior, INTUR, en Valladolid.

 

Quien acude a visitar El Barraco puede encontrarse varios atractivos turísticos que debemos diferenciar: el propio pueblo y el término municipal. Dentro del término municipal se encuadra el Embalse de El Burguillo y también un 60% de la Reserva Natural Valle de Iruelas, con todas las posibilidades que ofrecen. Son dos atractivos importantes que les han permitido potenciar el turismo de naturaleza a través de rutas de senderismo. Además, cuentan con un monte encinar centenario en el que se encuentran encinas de ochocientos o novecientos años y con un desnivel en cuanto a la altitud que les permite disponer de una variedad importante de paisajes.

 

En el casco urbano de El Barraco podemos destacar la iglesia de La Asunción y el Ayuntamiento, ambos del siglo XVI. La iglesia cuenta con un retablo que es una de las mejores obras de escultura policromada de la Escuela Abulense, mientras que la Casa Consistorial es la más antigua de la comarca Alberche Pinares. Tampoco podemos olvidarnos de la ermita de la Piedad y su artesonado mudéjar, ni del Museo de la Naturaleza Valle del Alberche.

 

MUSEO DE LA NATURALEZA

El Museo de la Naturaleza Valle del Alberche abrió sus puertas a finales del año 2008, y desde entonces ha recibido la visita de más de 64.500 personas. Además del visitante particular que viene a conocer la comarca, cubren las solicitudes de diversos colectivos, a través de un Programa Mensual de Actividades y de la gran diversidad de actividades que se ofrecen para cualquier tipo de grupo que reserve, desde centros educativos, asociaciones, grupos de particulares, amigos, centros de mayores, agencias de viajes, campamentos, etcétera.

Con sus 10 años de funcionamiento, el proyecto se considera asentado, y continúa sorprendiendo a los visitantes que llegan a sus instalaciones por primera vez. Además, los técnicos del Museo no han dejado de ampliar la variedad de actividades ofertadas, además de que continúan ofreciendo un tratamiento personalizado del cliente, especialmente bajo reserva, y siempre que la programación del Museo lo permite. Su funcionamiento como Oficina de Turismo y Punto de Información de la Reserva Natural del Valle de Iruelas, complementan sus servicios.

Las personas que forman el equipo técnico del Museo llevan comprometidas mucho tiempo con el estudio y la preservación del medioambiente, y al mismo tiempo que transmiten sus conocimientos e ilusión, poco a poco van consiguiendo que el Museo se constituya como un referente en materia de Educación Ambiental.

El Museo muestra la riqueza natural del Sistema Central tanto en su instalación interior, como en los recursos disponibles en su parcela exón interior, como en los recursos disponibles en su parcela exterior.

 

EXPOSICIÓN PERMANENTE

El vestíbulo da acceso a las salas del Museo. Su temática expositiva hace referencia a los entornos próximos a las áreas urbanas. Destacan una Colección Geológica sobresaliente, que explica la geología del Valle del Alberche y muestra los minerales más representativos del Sistema Central. Un monitor reporta imágenes en directo de una webcam situada en un Bebedero de Pájaros.

 

La sala principal, con sus 200 metros cuadrados de superficie y una altura de 6 metros, alberga las piezas más importantes del Museo. Destaca una réplica de un roquedo típico de la zona, con sus especies asociadas más representativas, sobre todo de aves rapaces, reproducidas a escala natural y confeccionadas en material sintético. Pueden contemplarse buitres negros y leonados, águilas real e imperial y halcón peregrino entre otras. En el centro de la sala, una escultura dinámica de casi 6 metros de longitud, representa el ataque de una pareja de lobos a un grupo de ciervos que escapa a la carrera.

 

 

Delante de ellos, una maqueta del territorio de grandes dimensiones, representa la comarca del Valle del Alberche en su integridad.

 

Del techo, pintado a modo de cielo, cuelgan las réplicas a tamaño real de distintas rapaces en posición de vuelo, desde un impresionante buitre negro a un pequeño elanio común. Todos parecen seguir de cerca la evolución de la cacería que los lobos están realizando debajo.

 

Adosadas a las paredes, varias vitrinas exhiben piezas relacionadas con los mamíferos, las aves, los reptiles y los insectos, ya se trate de huesos, plumas, cráneos … e incluso réplicas de especies de reptiles tan singulares como la víbora hocicuda, el lagarto ocelado o la culebra de escalera.

 

En una vitrina-diorama sobre insectos, los cajones de su mueble alojan una amplia y completa Colección de Invertebrados presentes en la zona, simbólicos del Sistema Central.

 

La sala del bosque trata este ecosistema tan presente en el entorno del Museo, y en el paisaje del Valle del Alberche. Destaca en esta sala una representación de los dos tipos de bosques más importantes en la comarca: el robledal y el pinar, dotados también de las réplicas de los animales más representativos. El encinar, bosque típicamente ibérico, aparece representado en esta sala con el tocón de una vieja tronca naturalizada y un panel explicativo, muestra el Monte Encinar de El Barraco. Justo enfrente está el Gran Libro de las Setas Comestibles, donde se muestran las especies degustadas más representativas. Junto al libro, el panel del castañar muestra el cuarto bosque más importante en la comarca.

 

La sala del río muestra el lecho de un río de cerca, al fondo de la sala. Este río puede recorrerse viendo la ambientación recreada y las réplicas artísticas de peces, galápagos, anfibios y pequeños pájaros ribereños, recreados a tamaño real. En uno de los rincones, sobre el río mencionado, una pieza escultórica reproduce un talud vivo, en este caso habitado por una pareja de martines pescadores. En medio de la pared de esta sala, un equipo de video emite de forma permanente un audiovisual que ayuda a comprender la vida natural del río. Debajo se muestran las especies de moluscos del río Alberche. Se complementa la sala con una vitrina que describe la riqueza de este entorno.

 

La sala de caza y pesca es una estancia dedicada a estas dos actividades de gran arraigo en el medio natural abulense. Destacan dos esculturas dinámicas como piezas de importancia: dos machos de cabra montés a punto de golpearse con sus poderosas cornamentas y dos enormes machos de jabalíes “acuchillándose”. La Caza Fotográfica se muestra como otra de las muchas posibles alternativas que hoy en día se pueden disfrutar en esta comarca.

 

La sala de la noche  es la de la sorpresa. El visitante no sabe lo que le espera al atravesar la cortina de entrada. Está dedicada el lobo y el mundo de la noche con criaturas misteriosas como búhos, lechuzas, cárabos, murciélagos… El lobo muestra su poderosa dentadura nada más acceder a la sala. Recorremos la sala siguiendo en el suelo las huellas resplandecientes del lobo, que nos llevan hasta la “guarida del lobo”, un pequeño cuarto oscuro donde nos espera una sorpresa.

 

En la sala de actos se proyectan audiovisuales, se realizan actividades divulgativas de la naturaleza, y se muestran exposiciones temporales. La visita a estas exposiciones temporales siempre es gratuita. Os animamos a visitar la actual Exposición Temporal de pintura de Nuria Vernacci, que muestra el gran detalle de diseño de sus creaciones, que recorren ferias de ornitología en España. Está en el Museo hasta finales de noviembre. A continuación se expondrá una obra creada por los abulenses José María Terciado, como fotógrafo, y Manuel Vicente como entomólogo, que nos acerca al colorido mundo de los insectos, como Joyas al Detalle. Cualquier artesano o artista de obras que hagan referencia a alguna temática relacionada con la Naturaleza pude contactar con el Museo para exponer.

 

El aula-taller es el punto de encuentro de las personas que se apuntan a actividades del Programa Mensual, o de las que vienen en grupo y reservan realizar actividades prácticas, siempre relacionadas con el conocimiento del Medio y la Educación Ambiental.

 

En el exterior el Museo cuenta con más recursos como una Senda Botánica que muestra unas 62 especies del centro peninsular, una Senda Micológica que cuenta con especies representativas de la comarca, Observatorio-Hide Fotográfico de aves de uso y Mirador Acessible que cuenta con prismáticos panorámicos accesibles dobles y mesas interpretativas. Todos son de uso gratuito cuando no se realizan acompañados de los técnicos del Museo.

 

El Museo se puede visitar en horario de apertura libremente, pero para una atención más personalizada y un servicio más completo y diversificado, sobre todo para grupos, recomiendan consultar y reservar con antelación. Por un coste simbólico se pueden realizar gran variedad de actividades completando la mañana o el día, incluso realizando actividades gastronómicas y de turismo activo en el municipio y el entorno, como ofertan en su web con propuestas de RUTAS que decide el cliente. Se pueden consultar sus rutas en: https://museobarraco.wordpress.com/rutas-propuestas.

 

 

Para los particulares ofrecen el servicio de un Programa de Actividades mensual muy completo, y del que disfruta un amplio público.

 

TURISMO RURAL

Los barraqueños sienten un orgullo especial por ser el municipio con más casas rurales de toda la provincia de Ávila, lo que les permite ser líderes en turismo rural. El perfil de peregrinos que acude a visitar el pueblo es variado, ya que se puede apreciar un turismo de pareja o familiar, puesto que desde el consistorio aseguran que El Barraco suele ser un lugar de encuentro de personas de diferentes procedencias.

 

Por otro lado, para fomentar el turismo quieren mejorar y ampliar sus rutas de senderismo. Ya cuentan con cuatro rutas homologadas y están repasando las sendas con la Federación de Castilla y León. Además, quieren ampliar y poner en valor algunos de los puntos por los que pasan, como unas pocilgas que restauradas, recuerdan, pueden tener un gran valor turístico o una mina.

 

Inciden desde el consistorio que acuden a Intur para vender, entre otras,  la reserva natural, los deportes acuáticos en el embalse y un largo etcétera, puesto que aunque continúan trabajando en un turismo de naturaleza, no pueden olvidarse de la gastronomía: las chuletas a la brasa, los vinos de la zona, los quesos de cabra o la pastelería, además del cañeo y el tapeo típico de la provincia.