El nuevo acelerador lineal del hospital de Zamora llegará en 2018

Sacyl ya cuenta con presupuesto para sustituir el acelerador lineal que tiene el hospital de Zamora desde 2005 con la ayuda de un convenio con el dueño de Zara. También llegarán dos nuevos mamógrafos.

La Junta de Castilla y León ha incluido en su presupuesto de sanidad para el próximo año la sustitución de tres aceleradores lineales de altas prestaciones para los hospitales Clínico de Salamanca, Clínico Universitario de Valladolid y Zamora, a los que se destinan 7 millones de euros. La nueva tecnología tiene un coste de unos tres millones de euros por aparato, pero Sacyl va a contar con una importante ayuda, la donación que hizo el dueño de Zara, Amancio Ortega, y que se usará para comprar estos nuevos aparatos.

 

El complejo asistencial de Zamora cuenta con tecnología para el tratamiento de radioterapia desde que en 2005 estrenó su primer acelerador lineal, y después ha estado siempre en los planes de Sacyl para su mantenimiento. Pero ahora había llegado el momento de su sustitución al haber cumplido la década de vida útil que se calcula a este tipo de tecnología.

 

Así que la donación hecha por el empresario gallego llega justo a tiempo para ayudar a Sacyl a sustituir el actual aparato por otro nuevo, que irá en la misma ubicación, ya preparada en su día para la nueva tecnología. La Fundación Amancio Ortega ha donado 18,2 millones a Castilla y León para comprar y actualizar equipamientos para tratar el cáncer. 

 

El acuerdo prevé la compra de seis nuevos aceleradores lineales para la sustitución de los actuales en las Unidades de radioterapia ubicadas en Salamanca (2), Valladolid (2), León (1) y Zamora (1); la actualización de otros dos en las Unidades de Salamanca y Valladolid, y la adquisición de un sistema de radioterapia intraoperatoria móvil para Salamanca.

 


Los nuevos aceleradores son equipos de última generación, con mayor precisión, ya que el haz de radiación se adapta de forma más exacta a la forma del tumor, permite modular la intensidad según las necesidades en las distintas áreas del tumor y las zonas adyacentes, controla el movimiento respiratorio e incorporan nuevos sistemas de inmovilización. De esta manera se consigue un tratamiento más efectivo, menos tóxico y, por lo tanto, con una mejor respuesta terapéutica.

 

 

MAMÓGRAFOS DIGITALES

 

Asimismo, la donación de la Fundación Amancio Ortega posibilita que la Gerencia Regional de Salud compre un total de 21 mamógrafos digitales. Este equipamiento se empleará para sustituir tanto los mamógrafos que se utilizan en el programa de detección precoz de cáncer de mama, como para mejorar aquellos que pertenecen a la red de realización de mamografías diagnósticas en base a la planificación de renovación de la Gerencia Regional de Salud para los próximos cuatro años y van destinados a todas las provincias (2 Ávila, 2 Burgos, 4 León, 2 Palencia, 3 Salamanca, 2 Segovia, 2 Soria, 2 Valladolid y 2 Zamora).