El nuevo edificio del hospital estará operativo a finales de año y el complejo completo, a mediados de 2016
Cyl dots mini

El nuevo edificio del hospital estará operativo a finales de año y el complejo completo, a mediados de 2016

La Junta de Castilla y León enfila la última fase de las obras del nuevo edificio de hospitalización, que estará acabado en julio y se podrá usar a finales de año tras instalar equipamiento y hacer el traslado.

VILLALPANDO Y PARADA DEL MOLINO, A LA ESPERA

 

La crisis impidió en su día que la Junta ejecutara dos de las actuaciones que tenía previstas en materia de consultorios en Zamora. En su día se decidió parar la actuación para terminar algunos ya en marcha, como el de Mombuey, y seguir invirtiendo en el Hospital Provincial de Zamora. Se trata de los de Villalpando y Parada del Molino, este último en la capital, que necesitan una reforma que todavía va a tener que esperar. Sacyl los sigue considerando prioritarios, y por eso se mantienen en el plan de infraestructuras sanitarias 2011-2019, pero habrá que esperar tiempos mejores para que exista la disponibilidad presupuestaria necesaria para llevarlos a cabo.

El director general de Administración e Infraestructuras de la Consejería de Sanidad, José Ángel Amo, y el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, acompañados por el gerente de Atención Especializada y Primaria, Rafael López, han visitado hoy las obras de ampliación y reforma del Hospital Provincial de Zamora. En este acto, Amo ha apuntado a mediados de 2016 como la fecha para que todo el complejo esté terminado, aunque el nuevo edificio de hospitalización que sustituye al viejo Hospital Provincial estará terminado en julio y, una vez instalado el equipamiento, podría entrar en servicio a finales de 2015. 

 

El proyecto, que consta de tres fases, se encuentra actualmente con su primera fase en ejecución, que concluirá previsiblemente a lo largo del verano del presente año. Se trata del nuevo edificio de hospitalización de cinco plantas con 130 plazas, 60 de ellas en habitaciones individuales, que supondrá todo un avance con respecto al vetusto hospital actual. "La finalización de obra estará en julio. Lógicamente lo que es la puesta en servicio requiere un traslado, tener equipamiento probado y en marcha, la formación que corresponda... entiendo que en torno a finales de año", ha dicho el director general.

 

En los últimos meses es evidente que el bloque de hospitalización ha avanzado mucho y está en su última fase y, si no hay contratiempo, el próximo mes de julio se finalizará las obras. La Junta tiene en marcha también la compra del equipamiento, con lo que la previsión de puesta en funcionamiento oscila entre el mes de octubre y finales de año parece factible, siempre que se completen sin problemas instalación y traslado.

 

"Lo que se está terminando ahora es la fase 1, la construcción de un bloque de hospitalización con 130 camas de las cuales 60 son individuales, muy confortables, modernas y a la vanguardia. La fase 2 sería la demolición del actual edificio y en su lugar se construiría una unidad ambulatoria, para consultas", ha relatado el director general, que ha añadido que "habría una tercera fase en la que se actuaría en el actual bloque quirúrgico, ya actualizado". "El presupuesto total incluyendo obra y equipamiento estará en el entorno de los 35 millones de euros, entre la ejecución de la obra y el equipamiento, que puede estar entre los 7 y los 10 millones d euros", ha ampliado.

 

Desde la Junta también pronostican la fecha en la que todo el nuevo complejo estará totalmente en servicio, que no será antes de mediados de 2016. "La obra arrastra un retraso en el arranque, pero en los últimos 8-10 meses se ha cumplido el programa de trabajo. Va a ser difícil recuperar el tiempo perdido y a mediados de 2016 podría ser una fecha razonable", ha asegurado el director general.

 

Los trabajos de ampliación y reforma de este centro hospitalario suman una inversión superior a 35 millones de euros entre obra y equipamiento, pretenden conseguir un nuevo edificio que integra racionalmente todos los servicios necesarios, con la tecnología más avanzada y las prestaciones que requieren en la actualidad los nuevos hospitales. Asimismo, se ha construido una nueva Central Térmica y el Centro de Transformación, manteniendo los existentes. En cuanto al equipamiento que se prevé instalar en esta primera fase, cuya adquisición ya se ha iniciado, requerirá una inversión que asciende a 1,5 millones de euros.

 

La Junta ha destacado que, desde el año 2002 hasta la fecha, se han invertido 156 millones de euros en infraestructura sanitaria y ocupa el primer lugar en inversión por habitante.

Noticias relacionadas