Actualizado 00:00 CET Versión escritorio
Zamora

El nuevo impuesto que subirá el precio del diésel llegará con los presupuestos de 2019

IMPUESTOS

La ministra de Hacienda pide el apoyo para las cuentas, que se retrasarán "un poco", y que incluirán el nuevo impuesto que equiparará el precio del diésel y la gasolina.

Publicado el 09.08.2018

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, confía en que el Gobierno consiga aprobar el techo de gasto de 2019 y la senda de estabilidad presupuestaria que llevará de nuevo al Congreso en septiembre, y aunque el 'no' de la Cámara Baja retrasará "un poquito" la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, pide a las formaciones políticas que estén "a la altura" y respalden las nuevas cuentas

 

Esas cuentas incluyen el nuevo impuesto al diésel que diseña el Ejecutivo. Se trata de una nueva imposición que igualará el precio de diésel y gasolina y con el que se conseguirán ingresos para las arcas públicas. El Gobierno trabaja ahora en la 'letra pequeña' del nuevo impuesto que entraría en vigor en 2019, siempre y cuando se aprueben a tiempo los presupuestos estatales. El cambio supondría cargar con diez céntimos más de impuestos el gasóleo de automoción.

 

Esta medida proporcionaría una recaudación adicional de 2.140 millones de euros si se pasase de una vez los 30,70 céntimos por litro actual de impuesto del gasóleo de automoción a los 40,25 céntimos por litro con los que se grava la gasolina, pero aplicada de forma escalonada permite obtener al año una cifra aproximada de 600 millones de euros.

 

La equiparación de la fiscalidad del diésel ya venía recogida en los presupuestos alternativos presentados por el PSOE y también figuraba en una enmienda de los socialistas presentada a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 del Gobierno de Mariano Rajoy, que finalmente el nuevo Ejecutivo socialista ha decidido mantener.

 

 

Fecha límite

 

Maroto ha señalado en una entrevista en Europa Press que la aprobación de los Presupuestos tiene que producirse antes de 30 de septiembre, tal y como recoge la Ley de Estabilidad Presupuestaria, si bien cree que el 'no' del Congreso a la senda de estabilidad del Gobierno retrasará "un poquito" la presentación de las nuevas cuentas públicas. No obstante, ha afirmado que el Ejecutivo va a aprobar los Presupuestos de 2019 y no va a eludir su responsabilidad, ya que los PGE de este año "no responden a las necesidades que tiene el país", a pesar de que el PSOE se abstuvo en su votación permitiendo su aprobación y el Gobierno los está ejecutando.

 

Según Maroto, el Gobierno está ejecutando las cuentas públicas del PP para dar "seguridad jurídica" a las personas que esperaban determinados proyectos de inversión de que ese dinero les llegará este año, tal y como se había comprometido el equipo de Mariano Rajoy, si bien ha defendido la necesidad de unos Presupuestos para 2019 para definir los retos a afrontar.

 

Las nuevas cuentas, ha adelantado Maroto, vendrán acompañadas de una serie de medidas fiscales, con importantes apuestas en materia de digitalización, comercio y turismo en lo que compete a su departamento, y el nuevo impuesto al diésel que diseña el Ejecutivo. "Somos conscientes de lo importante que es aprobar los Presupuestos y por ello estamos trabajando en unos Presupuestos que creemos que puedan contar con la confianza de los españoles y también de los grupos parlamentarios", ha subrayado Maroto, que recuerda que las formaciones han sido elegidas por los ciudadanos y "tienen que estar a la altura de las personas a las que representan".

 

En esta línea, ha lamentado que los grupos de la oposición "no se lo están poniendo fácil" al Gobierno, y ha opinado que se equivocaron al rechazar la senda presupuestaria planteada por el Ejecutivo, ya que permite una flexibilidad de cinco décimas, una de ellas para el Estado, y para pagar las pensiones y poder hacer políticas sociales. "No estuvieron a la altura de lo que la ciudadanía necesita, que necesita oxígeno y abordar retos de país", ha remarcado Maroto, quien confía en que dentro de un mes los partidos sí respalden la senda con 6.000 millones más. De lo contrario, el Ejecutivo elaborará unos Presupuestos para 2019 con los márgenes actuales de fiscalidad y gasto público.

COMENTARComentarios