El nuevo Museo de Semana Santa de Zamora revolucionará su exposición y propone un viaje de 1.800 años

Presentado el proyecto museístico, que será más didáctico y sensorial, aunque mantendrá los pasos, pero apostando por un espacio diáfano. Habrá secciones especiales sobre la Semana Santa en la provincia o Ramón Álvarez.

El nuevo Museo de Semana Santa de Zamora será un espacio "didáctico y sensorial, alejado de la mera función expositiva". Esa es la idea diseñada por el experto Enrique Bonet en el anteproyecto museográfico que ha sido presentado este jueves en Zamora por la presidenta de la Junta pro Semana Santa, Isabel García Prieto, y la presidenta de la Diputación Provincial, Mayte Martín Pozo. A falta de resolver la parte del diseño exterior, la nueva propuesta museística revoluciona lo que había sido el museo

 

La idea que maneja el órgano de cofradías para el futuro espacio es la de integrar al visitante en un "viaje por la historia" de la Semana Santa. "Se trata de que el ciudadano aprenda, como si se tratara de una clase", ha apuntado García Prieto. "El viaje comenzará en el siglo IV, con las primeras expresiones de la Semana Santa en Jerusalén. A partir de ahí, se avanzará hasta el nacimiento de la Pasión zamorana, sus cofradías y sus imágenes", ha detallado.

 

El hilo conductor de este viaje constará de capítulos cronológicos en los que también se prestará relevancia a imagineros destacados y a las expresiones de fe en la provincia. "Habrá un espacio íntegro dedicado al imaginero zamorano Ramón Álvarez, al igual que una sala centrada en la Semana Santa de la provincia", ha expresado la presidenta del órgano de cofradías.

 

El nuevo espacio procurará ser lo más diáfano posible dadas las características de sus elementos expositivos, como son los pasos de Semana Santa. "Por eso, algunos de ellos aparecerán sin faldillas, de manera que se le dé una mayor amplitud al lugar donde estén colocados", ha indicado. El anteproyecto museográfico es la primera piedra para levantar el futuro Museo de Semana Santa de Zamora en las mismas instalaciones donde se encuentra actualmente, aunque ampliado con inmuebles anexos. El documento ha sido financiado por la Diputación Provincial y lo que ahora resta es conseguir el dinero necesario para levantar el edificio, cuyo diseño se conseguirá a través de un concurso internacional de ideas.