El pacto Zamora/Roales por el uso de la red de aguas destapa un problema de vertidos contaminantes

Los alcaldes de Zamora y Roales.

Los ayuntamientos de Zamora y Roales llegan a un acuerdo para que este último pague tasa de saneamiento y se comprometa a poner al día su importante deuda. El pacto se acelera tras conocerse la existencia de vertidos altamente contaminantes que se va a investigar.

Los ayuntamientos de de Zamora y Roales han llegado a un acuerdo para solucionar el problema de los vertidos de aguas residuales procedentes del municipio limítrofe que vierten a la depuradora de la capital, dando así vía de solución a un conflicto entre ambos municipios que se mantiene desde hace doce años, con una reclamación de deuda impagada que se encuentra en estos momentos en vía judicial. Los impagos ascienden a cerca de 6 millones de euros y crecen a ritmo de 400.000 euros/año, pese a lo cual no había sido posible encontrar una solución.

 

Los alcaldes de Zamora, Francisco Guarido, y de Roales, Berna Miguel, han anunciado hoy en una comparecencia conjunta este acuerdo, según el cual el Ayuntamiento de Roales se compromete a abonar a partir del 1 de enero de 2016 la tasa por el saneamiento de los vertidos con carácter bimestral, al tiempo que elabora una nueva ordenanza para poner en orden el cobro por vertido a las industrias radicadas en su término municipal.

 

Por su parte el Ayuntamiento de Zamora esperará a que se resuelva el procedimiento judicial abierto sobre la reclamación de la deuda pendiente, y en función de la resolución judicial ambas corporaciones suscribirán un nuevo convenio sobre el pago de deuda pendiente en plazo determinado que no suponga una carga inasumible para el consistorio.

 

Los vertidos se producen en días de lluvia: Roales sospecha que algunas empresas aprovechan el aluvión de aguas pluviales para soltar residuos contaminantes

 

La búsqueda de solución a este conflicto ha sido prioritaria para las nuevas corporaciones cuyo acuerdo se ha acelerado tras el conocimiento de un informe de Saneamiento Zamora según el cual se han detectado vertidos altamente contaminantes procedentes del colector de Roales que pueden producir efectos nocivos entre los trabajadores de la estación depuradora de Zamora, además de la una mayor contaminación medioambiental y el deterioro de la red general de saneamiento. Según el informe recibido el 10 de septiembre, los vertidos se producen especialmente en días lluvia, cuando se produce el aluvión de aguas pluviales, por lo que se sospecha que algunas industrias aprovechan esta circunstancia para soltar sus residuos contaminantes.

 

Esta circunstancia se comunicó a Roales de forma inmediata y ha sido puesta también en conocimiento de la Diputación Provincial, la Junta de Castilla y León y el Seprona, para que tomen las medidas necesarias al efecto. Como primera medida, la alcaldesa de Roales ha anunciado ya la instalación de arquetas de para comprobar los niveles de contaminación de las industrias, además de un segundo caudalímetro para determinar el volumen de los vertidos